Chain & The Gang | Minimum Rock n’ Roll: mucha actitud y poca capacidad

Portada de 'Minimum Rock n' Roll' de Chain & The Gang
[TS-VCSC-Divider divider_type=”ts-divider-lines” divider_text_position=”center” divider_text_content=”PUBLICIDAD” divider_text_border=”#eeeeee” divider_image_position=”center” divider_image_border=”#eeeeee” divider_icon_position=”center” divider_icon_color=”#cccccc” divider_icon_border=”#eeeeee” divider_border_type=”solid” divider_border_thick=”1″ divider_border_color=”#eeeeee” margin_top=”0″ margin_bottom=”20″][td_ad_box spot_id=”custom_ad_1″][TS-VCSC-Divider divider_type=”ts-divider-border” divider_text_position=”center” divider_text_content=”PUBLICIDAD” divider_text_border=”#eeeeee” divider_image_position=”center” divider_image_border=”#eeeeee” divider_icon_position=”center” divider_icon_color=”#cccccc” divider_icon_border=”#eeeeee” divider_border_type=”solid” divider_border_thick=”1″ divider_border_color=”#eeeeee” margin_top=”20″ margin_bottom=”0″]

[dropcap type=”1″]E[/dropcap]xisten pocas cosas más tristes que ver el sueño de una persona derrumbarse ante la falta de aptitud por su parte. Nada se desmorona todavía en Chain & The Gang, pero los numeroso detalles negativos en su saber hacer musical se convierten en una premonición. ‘Minimum Rock n’ Roll’ (Fortuna Pop!, 2014) es honesto, no miente. Es rock and roll en su mínima expresión. Purista y, en una faceta menos amable, minúsculo en su destreza artística.

[TS-VCSC-Spacer height=”10″]

Si hablábamos de aptitud, ahora es el turno de la actitud. Las capacidades de la última firma de Ian Svenonius quedan en un segundo plano ante el descaro del conjunto. La ironía puebla cada espacio del álbum y se convierte en un residuo inamovible. Puedes salir espantado de su apertura con ‘Devitalize’, pero la confianza que evocan en una música realmente no tan bien tocada tiene un efecto convincente, de un modo que no llego a comprender.

Cuando la música necesita hablar por sí misma, hace uso de las instrumentales ‘Mum’s the Word’ y ‘Minimum Rock n’ Roll’, donde se representa el mayor ejemplo del pésimo control del tempo en la sección rítmica. Quieren hacer una homilía cuando sufren problemas graves de dicción. Por eso, lo mejor para disfrutar este disco es refugiarse en su provocación o su inteligente sarcasmo, porque musicalmente llega a parecer el de un grupo de instituto que todavía no controla su instrumento.

[quote_box_center]Fortuna Pop! | 2014[/quote_box_center]

Contenidos similares: