R&S[2011]

[5,5]

 

El magneticman de Londres sigue en plena forma para mantener el gran nombre de James Blake siempre al pié del cañón. Harmonimix no es alguien que pueda darse un descanso o al que le gusten las vacaciones. Desde que comenzó con su primer EP Klavierwerke el año pasado, ya ha publicado con este cuatro EP’s y su primer disco, homónimo, que ha logrado escalar hasta la primera posición de nuestra lista de lo mejor de la mitad del 2011.

En principio, tanto trabajo después de tan reducido tiempo para la reflexión, debería traducirse en una ligera pérdida de la calidad en cualquier otro caso parecido. Pero amigos, este no es un ser humano, o al menos no se comporta como tal. Son pocas las cosas que no decidió cambiar para el primer EP que publicó este 2011: Enough Thunder. En él, Blake dejaba los instrumentos a un lado y se lanzaba a conquistar su propia voz. A ejercer su papel de verdadero cantautor, de la mano de un boyante Justin Vernon.

Pero, si de esta forma se alejó de su álbum en una dirección mucho más sentimental, apelando a las emociones más románticas y sensibleras de su público, Love What Happened Here va, sin lugar a dudas, hacia un lugar directamente opuesto. Nada más comenzar el primer corte del trabajo, Love What Happened Here, uno nota el regreso del dubstep, pero solo en parte, porque utiliza un componente de R&B que no se había visto antes en él. No obstante, que nadie se engañe, sigue siendo el chico de los pequeños matices. De hecho, lo que pierde por delicadeza instrumental, lo gana una progresividad mucho más minimalista que sólo se aprecia en delicados detalles, de esos que siguen haciendo que su música pueda conservar su carácter aleatorio repitiendo una misma idea durante 5 minutos y medio.

Eso es lo que hace en cada una de las tres canciones del trabajo, con una querencia por la reiteración que lo acerca peligrosamente a la onda ambient de artistas como Slava, o su vecino Burial. La transformación es tal que, si en Enough Thunder era capaz de deslumbrar con su voz, Love What Happened Here a penas contiene una frase en la que pueda descifrase un mensaje claro. At Birth ahonda en esta línea hasta llegar al hueso del asunto. Tal vez es lo que quiere, a fin de cuentas. Nadar en un mar de todos y, por tanto, en tierra de nadie. Curbside, el último corte del trabajo, afila las garras del de Londres con una aspereza un tanto desconocida en él. Con un ritmo repetitivo, machaca una y otra vez , con la misma pesadez que utiliza Andy Scott en su EP Passed Me By.

Los recursos de este artista son tan versátiles que puede esconder una de sus virtudes sin perder un ápice de calidad en el producto. No obstante, en este caso, se da tanto a la experimentación pura y dura de cara a un próximo trabajo, que no permite disfrutar bien de unas cualidades que siempre intenta retransformar para impresionarse a sí mismo. Esta incansable labor del eterno inconformista, sin duda, es también una de sus mejores virtudes.

Carlos Naval

Contenidos similares: