Mastodon | The Hunter

3
502
Crítica The Hunter de Mastodon | HTM

REPRISE

[2011]

[8] 

Vuelve la banda de metal que más gusta a aquellos a los que no les atrae tanto el metal, y con este quinto disco Mastodon refuerza aun más esta faceta, sin olvidar sus raíces pero ofreciendo un disco más accesible en su mayoría y que aporta una bocanada de aire fresco al género y una visión distinta de su propio estilo, muy acertada y natural.

The Hunter (2011) es un disco para todos los gustos. Prueban distintos ingredientes para ofrecer un repertorio más variado, siguiendo una corriente muy de moda en grupos de metal a día de hoy, que optan por reducir los decibelios y probar nuevos sonidos, que en este caso son un rotundo acierto. Sigue habiendo el Mastodon de sus pasados trabajos en temas como Black Tongue o Spectrelight, con riffs imparables y en constante aceleración que harán las delicias de los más metaleros, pero lo que más destaca son los nuevos giros de este álbum, que a pesar de enfrentarse a su aclamado anterior trabajo, Crack the Skye (2009), supera la prueba desde cualquier ángulo.

El rock cobra mayor importancia y se convierte en un recurso de mucho mayor uso en este álbum, especialmente en temas como Blasteroid. El single Curl of the Burl tiene un aire groovey del hard rock más bailable que comparte con Stargasm, aunque este último con características más similares al rock espacial propio de la psicodelia. En cuanto al single, mide a la perfección la facilidad que un sencillo requiere con la gran calidad de un buen tema, con un puente y solo simplemente magistrales. Aunque los solos son un capítulo aparte, en los que la calidad técnica puesta al servicio de la composición da como resultado unos licks melódicos majestuosos, líneas perfectamente creadas y llevadas a cabo que, como todo solo clásico, puede tararearse y no deja de perder su asombrosa calidad técnica e inventiva.

La variedad de ritmos y los cambios de tempos a cada cual más complejo, junto a la tenebrosidad de las guitarras, con el uso de retorcidas escalas sigue estando presente, no hay que preocuparse. Bedazzled Fingernail hace un uso continuo de estos rasgos, con una similitud tangible a The Mars Volta, de los que son homónimos del metal. Las incontables capas con las que se forman los temas son excepcionales. Arreglos de guitarra, teclados y voces que otorgan una mayor profundidad y complexión a los cortes de este disco, en los que los temas más relajados suponen su máxima expresión.

The Hunter, tema que da nombre al disco, y el fabuloso corte final del álbum, The Sparrow, son el binomio de “baladas” que nos encontramos; temas que ya no solo en su ejecución, si no sobre todo en su esencia son temas excepcionales, la prueba de que no solo saben hacer ruido. Las influencias son una de las piedras angulares al cambio de sentido en el sonido de varios de sus temas. El tema Creature Lives es el primero en el que su batería, Brann Dailor, ejerce de vocalista principal y el tema en sí puede tener rasgos, por extraño que parezca, de Arcade Fire. Influencias más comunes para esta banda se hacen notar en los temas Dry Bone Valley o Thickening, con Alice In Chains o Queens of the Stone Age respectivamente, con este último tema siendo una joya en toda regla.

Un disco variado, con tantos estilos tan bien fundidos en la misma dirección, tal virtuosismo de los instrumentos, tan complejo y tan bien elaborado que no puede perderse la oportunidad de disfrutarlo una y otra vez. Ofrece a todos y siempre al mismo nivel de extraordinaria calidad en todos los aspectos; un auténtico gran álbum, aunque esta frase haya perdido parte de su significado por su sobreuso, este es absolutamente fabuloso.

José Roa

Músico y periodista, formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2010 a 2014, llegando a ser editor jefe y alcanzando especial repercusión con su columna 'La Guillotina', editada en 2013 y 2014.