[dropcap type=”1″]H[/dropcap]an pasado 18 años desde que Neneh Cherry sacó su último disco en solitario. Demasiado tiempo. La inmediatez es la base del juego y Neneh se ha saltado las reglas. Las expectativas después de que en 1996 lanzara ‘Man‘ (Hut Records, 1669), un disco con algún que otro clásico trip hop como ‘7 Seconds’ o ‘Woman’, eran demasiado grandes. Sin embargo, ‘Blank Project‘ (Smalltown Supersound, 2014) es un álbum con reminiscencias jazz que aporta (ahí va la sorpresa) algo de frescura a la electrónica, al soul o al hip hop contemporáneo.

Lo Mejor

Las bases rítmicas de Rocketnumbernine son libres y evocadoras
La voz de esta sueca sigue teniendo la fuerza y el carácter de hace dos décadas. Ese funky rompedor que se llama ‘Weightless’ lo demuestra. 
La percusión es la columna vertebral del álbum, la canción ‘Blank Project’, que da nombre al disco, está envuelta por membranas que no paran de (hacernos) vibrar.

Lo Peor

El álbum no llega a explotar todo lo que propone y se pierde en una mezcla de inspiraciones desde el soul hasta la electrónica esquizofrénica como la de ‘Dossier’.
Demasiado tiempo sin estar en primera línea y por tanto demasiadas expectativas para terminar de cumplirlas con diez cortes que no harán historia.
Tiene que pasar el tiempo para saber si ‘Blank Project’ es el trabajo provocador al que Neneh aspiraba. 

Contenidos similares: