Russian Red: Fuerteventura

7
534

Si tuviera pareja, el Fuerteventura sería un regalo idóneo. 36 minutos de música dulce, bonita y elaborada. Así es el segundo trabajo de Lourdes Hernández, o lo que es lo mismo, Russian Red. Tras su exitoso debut, I Love Your Glasses, que le dio a conocer y le situó entre las voces femeninas más interesantes del panorama musical independiente, la madrileña vuelve con 11 pistas inconfundibles que de bien seguro convencerán a los amantes de su personal pop-folk.

En relación a su primer disco, en Fuerteventura Russian Red ha gozado de muchos más recursos. Para la grabación de su nuevo trabajo Lourdes ha contado con la colaboración de los músicos de Belle & Sebastian y de Tony Doogan, prestigioso productor que ha trabajado con Mogwai o Superfurry Animals, entre muchos otros. El resultado de esas colaboraciones se aprecia una gran perspectiva musical que no encontrábamos en los ritmos de I Love Your Glasses. Sin embargo fue esa simplicidad (en el buen sentido de la palabra), unida a una sublime capacidad vocal, la que situó a esta joven madrileña en la cresta de ola. De todos modos, y pese a la línea continuista que sigue, la evolución y la mejoría resultan evidentes a medida que escuchamos una y otra vez cortes de la calidad de The Sun The Trees o Tarantino.

Teniendo en cuenta las cuatro primeras piezas del álbum, Fuerteventura presenta una estructura descendente. El primer tercio del disco es realmente delicioso, por la variedad de estilos que se mezclan y la esencia Russian Red que se entrevé en cada uno de sus compases. Para empezar, folk nostálgico y coral en Everyday Everynight. A continuación preparemos gafas de sol y recibamos al verano con la fresca The Sun The Trees. Pasando por las declaraciones de I Hate You But I Love You, que ya se ha convertido en uno de los temas más populares del nuevo disco. Seguimos y nos encontramos con la esperanzadora Brave Soldier. Todos ellos muy buenos temas que sitúan el listón muy arriba. Un listón que por desgracia no se mantiene a ese nivel.

Aún así, destacan por encima del resto The Memory Is Cruel o la ya citada Tarantino, que con una instrumentación sutil pero constante, la voz de Lourdes la convierte en una pieza mágica, casi hipnótica. Del tramo final se salva January 14th, picarona y descarada.

La valoración de este Fuerteventura es bastante positiva. Cierto es que no ha sorprendido tanto como lo hizo en su día esa voz exquisita al son de “All the cigarrettes that I never smoked…”, pero sí ha servido para demostrar que el gran éxito de Lourdes no es flor de un día. Cada pista que le vamos descubriendo nos hace ver que aún no somos conscientes del gran talento que posee esta joven madrileña de tan sólo 24 años.

[7]

Sam Gutiérrez

Barcelona, París i ara Londres. Periodista. Escric a @hablatumusica. Good taste in people, music and cinema. Basketball player, Euston Power (London Premier).