Critica de Everything You Always Wanted To Know About Sea Lions But Were Afraid To Ask de Sea Lions | HTM

SLUMBERLAND

[2011][8]

Ya conocíamos esa melodía. Siempre estuvo ahí esperando, aguardando a que alguna vez volviese a brillar para salir sin miedo, para recordarnos lo que alguna vez fue y llegó a ser.

Es necesario que, de vez en cuando, la música vuelva a sonar; pero a sonar de verdad: con esa fuerza que hace que tus músculos se paralicen y tu mente se sumerja en los recuerdos ya vividos, pasados, que siempre permanecerán eternos e inmortales. Hay sonidos, armonías, canciones que tienen ese maravilloso poder de detener el tiempo y, aunque cada vez sea más raro, todavía hoy se siguen concibiendo.

Grown Up suena como siempre, como habría tenido que sonar: las guitarras simples, inocentes, pero perfectas y delicadas; al servicio de unos coros deliciosos que sirven para guiar una melodía fresca y natural que nos deja paralizados. Aquí estamos, en el principio de ese camino de regreso a tiempos mejores…

El álbum debut de Sea Lions es un regalo que llevábamos mucho tiempo esperando, algo que necesitábamos. Simplemente escuchando los primeros acordes de I Should Be Sleeping estamos preparados para correr, para escapar muy lejos: el sabor de la voz ausente de Adrian Pillado se encarga de trasladarnos a otro momento, cuando las cosas no tenían ese color negro funesto que ahora lo tiñe todo, y las canciones se podían permitir hacernos desaparecer, evadirnos. Everything You Always… es un disco bello, pero sin excesos, que contiene un buen número de canciones redondas hechas con el corazón en la mano. Desde la Intro a Tell You encontramos cuatro cortes fastuosos, maquillados tras unos arreglos esquistos (de verdad, merece la pena escuchar de verdad) que se encargan de sumirnos tras el suspiro que duran.

A continuación comienzan a aparecer cortes como A Cloud o la balada Look: Ambas siguen con la cuidada línea del fastuoso comienzo incluyendo, además, unas melodías de bajo sublimes. A veces creo ver a Edwyn Collins, allá cayendo y riendo…

Y es que cuando hablamos de Sea Lions no podemos más que pensar en como este grupo de jóvenes inocentes (la portada es reveladora) ha sido capaz de digerir la herencia Indie-pop que dejó Creation Records (Razorcuts, etc): Ahora, 20 años después, nos regalan cortes como I Love Her So Much o Running In Circles, donde también resurge con fuerza el sonido de bandas inglesas de finales de los 80 como The Sea Urchins. Todo un ejercicio de cómo hacer un disco diferente, sin miedo a ningún tipo de cliché, y remarcando aquellos elementos que una vez hicieron de la música eterna.

Para finalizar simplemente señalar A song For Your Smile como un final conclusivo genial, que va creciendo poco a poco hasta estallar en los 60´..Un pildorazo sin letra que resalta la calidad de los componentes de Sea Lions frente a sus instrumentos, y que vuelve a manifestar el delicado gusto de la banda. En definitiva, una pequeña delicia que viene justo cuando más la necesitábamos (¿o no?).

Ahora mismo está sonando Grown Up y no podemos más que cerrar los ojos. Otra vez…

por Luis Fernández

Contenidos similares: