En algunos países los 21 años suponen el inicio de la verdadera madurez. Aunque aquí no sean más que 18 + 3, en ciertos lugares es el arranque oficial, la recta final en los estudios universitarios, el momento en el que la vida empieza a tener complicaciones adultas y se va volviendo menos intensa. A partir de esa edad uno empieza a recurrir cada vez más al pasado para divertirse.

21 es también los años que han pasado desde que Tindersticks iniciaran su carrera. Una buena fecha para celebrar. El restultado es ‘Across Six Leap Years‘ (Lucky Dog, 2013) ; un repaso de los de Stuart Staples a una historia de dos décadas. Un regalo hecho para ellos mismos que comparten con el oyente. Pero también es una forma de rescatar aquellas canciones menos reivindicadas de la formación.

Cada fan de Tindersticks tiene sus propias grandes canciones. Aquí aparecen 10 que posiblemente no se encuentren entre ellas pero que adquieren una nueva visión. ‘Across Six Leap Years‘ es el décimo álbum de estudio de la banda con toda justificación. El empaque adquirido en la decena de cortes que lo componen se presenta como si fuera un trabajo completamente nuevo, vestido con el sonido que ahora forma parte de los británicos, basándose en el sonido de ‘The Something Rain‘ (Lucky Dog, 2012). Si ‘So Goodbye to the City’ ya sonaba impresionante en ‘Waiting for the Moon‘ (2003, Beggars Banquet), en esta revisión adquiere un dramatismo mayor. De la tranquilidad melancólica de la voz de Staples hasta los solos de trompeta que dan paso a los coros.

Aunque la mayor parte de las composiciones pertenece a la década del 2000, la diferencia que consiguen en este álbum grabado en los estudios de Abbey Road es la de unir 10 canciones con un mismo sonido, que ‘I Know  That Loving’ mantenga un matrimonio con ‘She’s Gone’ o ‘Dying SLowly’ y, en definitiva, disfrutar de una segunda vida.

Contenidos similares: