Vetusta Morla | La Deriva

3
1929
portada de 'La Deriva' de Vetusta Morla

[dropcap type=”1″]C[/dropcap]uando Vetusta Morla dejaron escuchar ‘La Deriva’ y ‘Golpe Maestro’ entendí lo que querían decir. “Nos queda garganta, puño y pies. No fue un golpe maestro, dejaron un rastro. Ya pueden correr. Ya vuelve la sed“. El concepto al fin estaba claro. Las letras de los madrileños tendían a buscar pequeños significados que apostaban más por la sonoridad que por el propio significante. Ya no. Con ‘La Deriva‘ (Pequeño Salto Mortal, 2014) el sexteto cambia de rumbo. Ahora hay un sentido claro, un mensaje comprometido con las circunstancias que conecta en el mejor álbum de los de Tres Cantos.

Este tercer largo deja apartado los paisajes bucólicos entre los que antes se movían. Canciones como ‘Pirómanos’ y ‘Fuego’ dejan también ver el ambiente que cada día sufrimos sin reaccionar. Ahora se sienten plazas, banderas, protestas, desahucios, hospitales, violencia estructural, partidos políticos, banqueros, pobreza, mordazas y esperanza. Porque esta deriva es esperanza.

La voz de Pucho se mantiene firme, lejos de todo pesimismo. Para la reacción real es necesario encontrarse en el límite. Vetusta Morla desgranan ese punto en el que es complicado ver salida. Es fundamental no ver escapatoria para encontrarla. El mensaje también cala en la música de los madrileños. La crudeza se deja escuchar en ritmos más directos, menos orquestados. Las guitarras cobran intensidad y las percusiones suenan a chatarra en un álbum que mira hacia un oscurantismo que les añade virtudes.

La Deriva‘ es una forma de utilizar la música, de comunicar un mensaje que arranque la vía que nos engancha a la anestesia. Y si este álbum sirve para mentalizar a sólo uno de aquellos que se muestran ajenos a la realidad de una sociedad quebrada, será un gran triunfo.

Reseña Panorama
Composición
6.6
Ejecución
6.7
Emoción
7.5
Producción
7.2
Originalidad
6.4
Periodista. Formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2014, llegando a ser redactor jefe.