Red Bull Music Academy Weekender (Madrid) 3 al 6 de octubre de 2013

7
749

Madrid tiene hambre de música; de la que sea. Tiempo atrás, los festivales, conciertos, la actividad musical viva y efervescente, plagaba la escena madrileña. Pero ahora son otros tiempos. No existen las facilidades de las que antes disfrutábamos y, por ello, el concepto de festival está viviendo una metamorfosis que lo acerca al corazón de las grandes ciudades. Uno de los ejemplos ha sido el RBMA Weekender, otra rama de la esperanzadora acción del Red Bull Music Academy por la promoción musical, que ha visto el potencial y la falta de recursos de nuestra capital.

El estreno del festival abría el jueves 3 de octubre en el Teatro Kapital con un cartel, desde luego, curioso. El cartel de la noche lo encabezaba Omar Souleyman y todavía, cuatro días después, no sabría descifrar su papel en el festival. Una mezcla entre freak de internet y cantautor electrónico tradicional, el público dejó ver que era lo que había estado esperando ver toda la noche con una sonrisa (quizás burlona), la cual, honestamente, aún no me atrevo a juzgar; puede que ni deba hacerlo. Con Joe Crepúsculo pudimos vivir un concierto de Alaska sin tener que verla o sentir el peligro de encontrarte con Vaquerizo por la sala. No sé si lo que acabo de decir es bueno, pero es la realidad. Más curtido y, desde luego, con mayor seriedad y empaque llegó el puente entre ambos, James Pants. Sus solos de pads, la variedad musical desde Prodigy hasta el funk, la presencia en el escenario, todo conformaba un auténtico espectáculo, disfrutable incluso para un iletrado en la electrónica.

Fotos exterior: Jose Roa | Fotos interior: Jacobo Medrano/Red Bull Content Pool

Hasta aquí se trata de un festival de DJ’s, electrónica esparcida por la ciudad. Lo interesante del formato no llega con Chris & Cosey o con Fuck Buttons -aunque su distribución en salas hace de la gymkana musical una aventura contemporánea-, sino con las actividades repartidas por el centro madrileño, maneras distintas de acercar al público a todos los aspectos de la música independiente. Sesiones en La Corrala con Andy Votel o Javi Bayo, ferias del vinilo con sellos como Wah Wah Records o Domestica Records, modelos alternativos que fomentan el interés por este mundo.

Así llegamos al domingo 6, día en que esta primera edición llega medianamente triunfal a la Plaza del Matadero de Madrid. Casi siete horas con distintos artistas, Sea & Sun o bRUNA como cabeza de cartel, en un sesión constante y gratuita que pudo disfrutar de una asistencia como es debido, ya que los días anteriores, aunque gradualmente y en un nivel decente, no llegaron a llenar salvo en algunas ocasiones. No se trata de mala organización, sino de una idea necesaria e innovadora que llega en un momento en el que a la ciudad le cuesta levantar cabeza. Pero estas iniciativas la ayudan a conseguirlo.

  • Hablatumusica

    ¿Qué te pareció esta primera edición del #weekenderMAD?