Entrevistamos a Anni B Sweet

Esta entrevista tuvo lugar en una íntima (que no privada) fiesta celebrada en la calle Valenzuela cerca de la puerta de Alcalá. Anni  B Sweet, esa musa malagueña que quita el sueño con sus suaves cuerdas vocales, presentó cuatro de los 14 temas nuevos que conforman su último disco, Oh Monster! Tímida pero segura Ana López sacó a pasear la garganta para demostrar hasta donde es capaz de llegar, que es muy alto. Cuatro canciones donde se pudo sentir la complicidad de un público entregadísimo. Casi un presagio de lo que se viviría en la Joy Eslava poco después.

Hablatumúsica –  Con Oh, Monster! has tomado un camino musical muy distinto del que presagiaba tu opera prima. ¿Ha sido algo buscado?

 

Anni b Sweet – No, ha sido algo más espontáneo. En tres años una persona puede pasar por muchas etapas, y quieras o no, acabas cambiando. Conoces gente, escuchas otro tipo de música… Además he mejorado un poquito con la guitarra y eso me ha ayudado a hacer otro tipo de canciones.

HTM – Parece que te intentas alejar de ese folk de voz femenina. Hay menos acústica y mucho más guitarreo.

ABS –  Me gusta estar acompañada por los músicos, la gente que está tocando conmigo son muy amigos míos y con ellos me siento muy cómoda. Hay mucha complicidad, saben lo que quiero y funcionamos bien. Es lo que me ayuda a sacar este otro lado más fuerte en la voz y las guitarras.

HTM – Hay mucho de The Shins o de Bon Iver… quiero que me hables de los grupos que más te hayan influenciado para este disco.

ABS –  Bueno, The Shins los escucho desde hace mucho, pero es verdad que en el primer álbum estaba más metida voces como la de Joanna Newsom, creo que se nota bastante la influencia de ella. Con el tiempo me olvidé de las voces femeninas, me cansé. De hecho, siempre me han llamado más la atención las voces masculinas de Pink Floyd, Bob Dylan, Led Zeppelin… Cuando compongo ellos están ahí de una manera inconsciente, nunca pienso en ellos directamente porque si no te vienes abajo, no te va a salir un tema como los de The Shins por ejemplo (Risas).

Siempre me han llamado mas la atencion las voces masculinas de, por ejemplo, Pink Floyd, Bob DylanLed Zeppelin

HTM – Por otro lado las letras son muy amargas, Getting Older por ejemplo, una de las canciones más melancólicas del disco. Se acabó la magia de la infancia. ¿Así te sientes?

ABS – Un día estaba sentada en el sofá de casa. En esa época apenas salía, no cogía el teléfono… y me preguntaba a mí misma qué me pasaba, qué es lo que realmente necesitaba para estar a gusto cuando realmente me estaban pasando cosas muy bonitas. Entonces me vino una melodía a la cabeza que trataba de hacerse mayor, de la diferencia entre el antes y el  ahora, que pasaba antes y qué no ocurre ahora para que tenga esa melancolía. ¿Te acuerdas cuando jugábamos y no entendíamos nada? Los niños no ven todo lo que hay, luego empiezas a abrir más los ojos de una manera  fea.

Anni B Sweet | HTMHTM – ¿Qué ha ocurrido en estos tres años para que el disco tenga este tono tan oscuro?

ABS – Viajar sola, verme en situaciones nuevas -porque realmente yo estaba estudiando arquitectura y de repente surgió todo esto-. Pasé por una época en la que no tenía tiempo de pensar en nada, luego estuve viajando por Europa o Asia y ahí tuve un montón de tiempo para reflexionar durante los viajes. Supongo que de ahí viene un poco esa melancolía, me veía fatal pero realmente estaba pasándolo muy bien.

HTM – El título ya es una declaración de intenciones. Oh, Monsters se compone de 14 canciones (o monstruos) ¿cuáles son esos monstruos?

ABS – El título, Oh, Monsters es muy poético, me vino también un día que me puse a repasar las letras y vi que todas hablaban de preocupaciones, del paso del tiempo, el hacerme mayor, que lo que había cambiado de mí, de la soledad… Aparte también estaba el miedo por el segundo álbum. Este disco recoge un poco todo lo que pensaba, con como 14 malditos monstruos (ríe).

HTM – El título refleja alguna que otra batalla interior, pero también tiene momentos dulces, At home es tranquila y dulce.

ABS – At home es una historia un poco extraña. Fue un tema que salió de una noche que salí por ahí, un día de estos que sales, te tomas dos cervezas y llegas a casa pensando en las cosas bonitas que podrían haber sido. La canción dice: bajo la influencia del vino y del jazz te digo que te quiero y todas las veces que quieras… pero realmente no va a ser así (sonríe).  En esa época me sentía sentimentalmente nula en el sentido de que no sentía nada por nadie, lo necesitaba pero no me ocurría. Parece una canción dulce pero realmente es de las más amargas.

HTM – ¿Y cómo has creado esas diferentes atmosferas melódicas que pueblan el disco?

ABS – Una vez que hicimos los temas, necesitábamos interpretarlos de alguna manera, necesitábamos interpretar las canciones. Por ejemplo con At home pretendía transmitir esos momentos en los que estás metido en algo grande y tú te ves chiquitito. Pues intentamos que la canción tuviera este tipo de atmósfera

HTM – Juegas mucho con los sonidos, coqueteas con los teclados y te arriesgas con algunos colores del disco…

ABS –La verdad es que fue muy divertido. Antes de entrar al estudio pensé que necesitaba olvidarme de todos los prejuicios que tenía, porque si no,  no hubiera hecho muchas cosas. En un mismo álbum hay momentos más folk, rock o electrónicos…La diversión fue decir, cada canción tiene su música y cada una tiene su origen en momentos diferentes. Lo pasmos muy bien dentro del trabajo.

HTM – ¿Qué tal fue la grabación con Guillermo Galván?

ABS – Le conozco desde hace tiempo, es amigo mío y nos llevamos muy bien. Me ayudó mucho y poco a poco, hablaba con él, me conocía… ellos sabían lo que pasaba por mi cabeza, lo loca que estaba y lo no loca que estaba de vez en cuando. Cuando hablaba con ellos sobre los temas nuevos sentía que me entendían y sabían lo que yo quería hacer. Fue algo muy natural, nadie dijo en ningún momento “vamos a hacerlo juntos”. Lo pasamos muy bien, fue muy buena idea hacerlo entre amigos.

HTM – ¿Una elección de canciones complicada?

ABS – Para mí fue muy difícil, ellos lo tenían más claro porque lo vivían desde fuera pero yo estaba hecha un lío. Había muchas canciones que necesitaba meter, al final han salido 14 temas. Me he dejado canciones fuera, situaciones que me hubiera gustado contar, pero bueno, siempre podré sacarlas más delante.

HTM – 14 son bastantes canciones, un número poco habitual en el género musical en el que te mueves.

ABS – Sí, la gente me dice que si he echado todas las que tenía, pero es al revés, si hubiera puesto todas serían 24.

Getting Older habla del paso del tiempo, el hacerme mayor, que lo que habia cambiado de mi, de la soledad… Aparte tambien estaba el miedo por el segundo album

HTM – Ya has empezado a componer en español… ¿cómo va ese proceso?

ABS: Es algo con lo que no he experimentado mucho, siempre cantaba canciones de otras personas y sacar algo mío en castellano es otro de mis miedos. Tengo como una doble personalidad, por un lado pienso que da igual siempre que cantes lo que realmente sientes pero por otro lado temo que no guste demasiado. En un principio es difícil hay que currar mucho y yo todavía no llevo ese tiempo como para hacerlo tan bien.  Desde que empiece hasta que acabe y empiece a soltar las canciones en los directos voy a aprender con el público y con las críticas, esa es la única manera en que lo puedo hacer bien.

HTM – Antes de preguntarte por los directos querría que me hablaras de aquel en el que fuiste telonera de Antonio Vega.

 ABS – (Risas) Fue de los primeros conciertos que hice con alguien importante y con tanto público, todavía no había sacado disco. Fue en Valencia. Recuerdo que terminé y la gente me pidió otra, entonces me salí del escenario y le pregunté a Antonio, una persona impresionante y muy humilde, si le importaba que volviera a subir al escenario para cantar otra. Y no solo me dijo que adelante sino que me preguntó si quería subir después con él para cantar La Chica de Ayer. Yo subí, canté la mía pero a lo otro le dije que no ¡No quería ni cargarme un tema tan mítico como ese! También me dio cosa decirle que no, yo no lo tenía preparado, tenía miedo… lo típico. Le dije que la próxima vez no le defraudaría y que subía con él pero no hubo próxima vez porque claro, él estaba ya muy mal y falleció. Después me hizo  mucha ilusión hacer la colaboración junto a Sidonie para la recopilación porque para mí era algo que le debía.

Entrevista a Anni B Sweet | HTMHTM – Y ahora los directos. ¿Cómo están yendo?

ABS – Muy bien, las canciones son mucho más difíciles de llevar al directo que las del primer álbum, pero lo estamos pasando muy bien. En Valladolid nos pasó algo muy bonito, el disco no había llegado todavía a las tiendas y la gente realmente había escuchado poco  los temas. Sin embargo fue muy especial ver la reacción de personas que no habían escuchado nunca las canciones, estaban todos muy atentos.

HTM – ¿Tus canciones suelen mutar en los directos?

ABS – De hecho, acababa los conciertos de la primera con canciones súper diferentes ya. Yo creo que con este va a pasar igual, y eso es divertido. Tocamos temas que al final serán completamente distintos. De hecho ya ocurrió en el momento de la grabación, que evolucionaron para otra cosita, eran los temas disfrazados de otra cosa, pero muy guay.

HTM -¿Cómo es de complicado vivir de la música?

ABS –  Yo creo que es súper jodido. Aunque yo con eso he tenido mucha suerte también ya que puedo vivir de ello. Yo creo que hoy en día o te lo curras o no vas a ninguna parte, antes la cosa era “es bueno, vale, pues para arriba” ahora lo que tienes que hacer es tocar, garito a garito, ir tocando, que a la gente le mole, enseñar el directo que tienes… Yo llevo muy poco, pero por lo que me cuenta la gente se está trabajando el triple de lo que se hacía antes. Te lo tienes que currar y hoy en día con toda la crisis y toda la mierda que hay yo creo que sobre todo hay que disfrutar, que por lo menos lo que hagas te mole, porque por dinero hoy en día…

  • agradecimientos: Subterfuge

Contenidos similares: