Entrevistamos a McEnroe

Entrevistamos a McEnroe | HTM

McEnroe nació en Getxo hace una década. Ninguno sabía tocar. El día 30 de marzo subirán al escenario para defender  su cuarto largo, Las orillas, el álbum que confirma que la melancolía de sus melodías es única, pura y honesta. Las guitarras han perdido importancia pero no presencia. Olivier Arson ha sido el culpable, sus teclados han servido para abrir las ventanas y salir de esa atmósfera cargante que impregnaba su anterior disco, Tú nunca morirás. En las oficinas de Subterfuge hablamos con Ricardo (voz y guitarras), Edu (batería) y el propio Olivier sobre su evolución musical, la tristeza que NO hay en sus discos y las ganas que tienen de volver a subirse al escenario.

HTM- ¿Cuál ha sido el recorrido de vuestro sonido desde Tu nunca morirás hasta Las orillas?

RicardoTú nunca moriras tuvo una grabación bastante encarrilada pero la labor de producción fue muy larga, durante ese tiempo salieron varias de las canciones que luego fueron Las orillas. Dos años después el disco empezó a tomar forma. Son canciones más sencillas con un enfoque que se fue dirigiendo hacia algo más natural, no se puede comparar con Tú nunca morirás. Hemos estado muy seguros desde el principio.

HTM – ¿Tiene que ver el cambio de productor, de Abel Hernández a Raúl Pérez?

Ricardo – Abel fue importantísimo, es un músico increíble y nos enseño muchas cosas. La grabación de Tú nunca moriras fue alucinante habíamos hecho un disco perfecto, perfecto para nosotros. Cuando empezamos a sacar canciones nuevas y al pensar en el siguiente álbum nos dimos cuenta que si seguíamos por ese camino a lo máximo a lo que podíamos aspirar era a repetirlo.

Edu - Buscábamos un sonido menos producido.

Olivier – Raúl no metió mucha mano en las canciones como pudo hacer Abel. Raúl se ha concentrado en recoger un sonido.

HTM –  La palabra tristeza entra en casi todas las críticas que hacen a vuestros discos. Pero con Las orillas es distinto, hay más luz. ¿Necesitabais un poco de aire?

Ricardo – El tema ese de la tristeza nosotros no lo sentimos, pero te lo dicen tanto… En lo que a mí respecta y a nivel de letras, sí que necesitaba salir un poco de esa atmósfera más opresora.

Desde que empezamos somos un grupo que tiende a la melancolia no a la tristeza

HTM – Pero seguís manteniendo esa melancolía, que por otro lado no significa que tenga que ser triste.

Ricardo - Sí, va por ahí. Desde que empezamos somos un grupo que tiende a la melancolía no a la tristeza.  Y la melancolía tiene muchos colores.

HTM – En este disco coqueteáis con la electrónica. Olivier es el culpable. ¿Cómo ha sido el proceso de esta incorporación?

Olivier – Es muy sencillo, nos conocimos hace unos años y participé en una canción de Tú nunca morirás. Empecé a tocar esa canción en los directos luego fui sumando mi ayuda a más canciones, dos, tres hasta que he sido un miembro más. Ha sido un proceso natural.

Ricardo - Lo que aporta Olivier sólo nos ha enriquecido. Esa luz que tiene este disco ha sido en gran parte por su culpa.

HTM – Pero el ingrediente principal siguen siendo las guitarras…

Ricardo - Las canciones comienzas siendo siempre una acústica y a partir de ahí se van incorporando cosas. Yo creo que en este disco siguen teniendo mucha presencia pero no tanta importancia como antes.

En este disco las guitarras siguen teniendo mucha presencia pero no tanta importancia como antes

HTM – No me puedo quitar de la cabeza a Olivier haciendo las percusiones con ramas secas en el vídeo Las mareas.

Ricardo - (Risas) Está  grabado con una alcachofa que pusimos ahí y joder, se oye que te cagas.

Olivier - Yo tenía el micro entre las piernas, no podía hacer mucho ruido.

Ricardo - Ese fin de semana fue muy divertido. Teníamos un dinero que había que invertir y se nos ocurrió grabar el vídeo. Oli contactó con Manu Sainz de los Terreros que es un director de videoclips, le apeteció  y cuando nos dimos cuenta ya estábamos en un sitio de puta madre para grabar con unos tíos que eran unos cracks. Todo coincidió, la alcachofa fue bien y Edu no se perdió con e el reclamo de perdices (risas). Ahora lo veo y es una gozada pensar que tengo eso como recuerdo.

HTM – Una de las cosas más importantes de McEnroe son las letras. ¿De dónde salen esas historias tan llenas de nostalgia?

Ricardo - Este disco es autobiográfico pero no mío. Hay varias historias de Jaime (Guzmán) y cosas que nos han pasado a los demás. Las letras son más sencillas y más universales. Quería salir del la atmósfera creada en Tú nunca morirás donde las letras me tocaban muy cerca.

HTM – Una de mis preferidas es Agosto 94.

Ricardo - Es una historia que nos contaba Jaime siempre, un viaje que hizo él en aquella época con alguien importante que ya no está. Siempre nos contaba esa historia, el compuso  la música, me llamó e hicimos la letra juntos .Pensamos que era el momento perfecto para contar aquello y a ver si por fin dejaba de contárnoslo a nosotros. (Risas)

McEnroe | HTM {focus_keyword} Entrevistamos a McEnroe mcenroe 2 600

HTM – En la peculiar  voz de Ricardo resido otro de los puntos característicos de McEnroe. Además se nota una evolución.

Ricardo - La evolución ha sido dejar de cantar con miedo. Para eso me ayudó mucho Abel. Sigo cantando igual de mal pero ahora no tengo miedo. Disfruto. Antes era un horror.

Edu - Abel cambió nuestro proceso creativo, en la forma de pensar las canciones. Íbamos siempre a piñón fijo y ahora intentamos probar otros ritmos, hasta donde llegamos en nuestra limitación como músicos.

Ricardo – Al principio las canciones salían así y así se quedaban. El drama era como acabar. De repente te abren el mundo y ves que las canciones se pueden pensar y repensar. Es que nosotros partimos de cero, no teníamos ni puta idea de tocar. Eso ha sido una de las mejores cosas que nos ha pasado. No podíamos tocar versiones porque no sabíamos, el único camino era hacer canciones. Hemos aprendido a tocar haciendo canciones.  Si sabes tocar un poco igual acabas haciendo versiones de Radiohead y coño, para qué tocas una de Radiohead si la vas a tocar peor. (Risas)

HTM – ¿Nunca os han propuesto hacer versiones?

Ricardo – Jamás. Bueno la única que hemos hecho fue en concierto, fue una de The Smiths,  Well i wonder, que no se por qué cojones se nos cruzó. No pegaba nada con nosotros, es en inglés… La ensayamos bien pero algo fallaba y claro, fue un desastre total. Intenté imitar la Morrissey, después de la primera frase dije adiós y la tocamos instrumental.

HTM – La distancia de la que vivís unos de otros hace que el proceso de grabar un disco sea complicado. ¿Cómo solventáis este obstáculo?

Ricardo – Como todo tiene un lado bueno. Es como cuando tienes una novia que vive en Sebastopol, aguantas enamorao más tiempo… y bueno, puedes tocar con otros grupos mientras… (Risas) A veces me da mucha rabia no tener tiempo para ensayar más en serio pero luego veo la ilusión que nos entra cuando nos vemos y eso si ensayas todos los días igual acabas hasta los cojones.

Si sabes tocar un poco igual acabas haciendo versiones de Radiohead y cono, para que tocas una de Radiohead si la vas a tocar peor

HTM – ¿El hecho de veros tan poco es el motivo por el que, por ejemplo, Las orillas suena tan espontáneo?

Ricardo – Sí es verdad, la grabación fue una semana y antes sólo hubo tres ensayos. Además Raúl consigue que las grabaciones suenen muy naturales.

HTM –  Supongo que alucinaréis con las influencias que os colocan en las críticas. Os voy a dar la oportunidad de que me digáis las que tenéis realmente.

Olivier - Nick Cave. Me he dado cuenta que los teclados que hay son parecidos a los que hago con McEnroe.

Ricardo – Las influencias son inconscientes, supongo que tendrán que ver con la música que hemos oído durante este tiempo. A mí me gusta decir que no sólo hay influencias musicales, si no de cosas que ves, cosas que vives.

HTM –  Yo por ejemplo, escuchando Las orillas, me acordaba de Damien Jurado.

Ricardo - Es que tiene que sonar a Damien Jurado, nos lo hemos machacado.

Edu – En el mismo disco han dicho Damien Jurado y The Cure, que son completamente distintos, eso es muy curioso.

Ricardo – A mí me han dicho influencias que no entiendo, por ejemplo Low. Pero no deja de ser bonito leer como cada uno siente con tu música algo distinto. Es mejor esto que te citen siempre al mismo.

A mi me gusta decir que no solo hay influencias musicales, si no de cosas que ves, cosas que vives

HTM – Empieza la época de conciertos ¿cómo os encontráis?

Ricardo – Emocionaos pero “desensayaos”. Venimos de tocar todas las canciones de Tú nunca morirás con un repertorio muy machaco y este fin de semana lo hemos cambiado entero y claro… Hay mucha emoción, mucha ilusión pero también algo de miedo.

Olivier –  El hecho de que este disco sea más sencillo y más natural nos va ha hacer más fácil tocar el directo.

Ricardo - Los principios de las giras con tan poco ensayo son jodidos, pero luego coges el ritmo y lo empiezas a disfrutar. Esa parte me apetece muchísimo.

HTM – Es interesante ver como crecen las canciones en los directos.

Ricardo – Hay canciones que se van muriendo por el camino. Son canciones que no funcionan para nosotros aunque en un principio esperásemos mucho de ellas. Otras veces canciones más secundarias van creciendo y se convierten en un bombazo.

McEnroe | HTM {focus_keyword} Entrevistamos a McEnroe mcenroe 8 600

HTM – ¿Consideráis que se puede vivir de la música?

Ricardo – Con la música que hacemos nosotros en este país no.

HTM – ¿Piensas que es un problema cultural de España?

Ricardo – Es cosa del gusto, más que de la cultura. Vivir de la música me parece complicadísimo. Hay unos cuantos, como Vetusta Morla que están ahí y hacen lo que les da la gana.

Vivir de la musica me parece complicadisimo

HTM – ¿Qué os parece la existencia de plataformas como Spotify?

Edu – A mí me parece perfecto, yo me considero más escuchador que músico.

Ricardo - Yo echo de menos lo que sentía cuando era joven, cuando descubrir un grupo era muy complicado y te creaba una emoción de la hostia grabarlo en un casete. Si querías escuchar un grupo te tenías que comprar el disco. Pero bueno, eso es un ataque de nostalgia. Ahora te oye más gente y es más fácil que se llenen los conciertos. Pierde romanticismo pero de romanticismo no se come.

Agenda:

Viernes 30 marzo – Bilbao – Kafe Antzokia – Presentación de ‘Las Orillas’ (+Joe la Reina) – 10€ ticketea / 12€ taq – 21.30

 

Sábado 31 marzo –  León (+ Stay + Subterfuge DJs) – Sala American Beer (c/Burgo Nuevo 8)

 

Viernes 13 abril – Castellón (+ Joe la Reina) – Cámara L’Auditor i Palau de Congressos de Castelló – presentado por Candem Club – 11€ (ticketea) – 22.00

 

Jueves 26 abril – McEnroe + Remate – Madrid – Joy Eslava – 14€ ant (ticketea) / 18€ taq – 20.00

 

Sábado 5 mayo – McEnroe +Remate – Barcelona – La[2] Apolo2

por Pedro Moral