Entrevistamos a Crystal Fighters

Nos colamos en el backstage de la banda a escasos minutos del segundo de los tres conciertos que dieron en Madrid. Gilbert Vierich estaba en una esquina, concentrado, su rostro lucía una intensidad intimidante, así que pasamos directamente con Sebastián Pringle y Graham Dickson, éste último se estaba preparando un zumo de lima y pepino. Fresquísimo. Los orígenes de la banda son confusos, hay varias teorías, pero se ha hablado tanto de ellos que optamos por no preguntar.

Todo empezó cuando descubrieron que el abuelo de Laure (ex corista y multiinstrumentista del grupo) era navarro. Cuando Laure tuvo que guardar sus posesiones descubrió una ópera a medio terminar que fue una inspiración brutal para los Crystal Fighters, que empezó a sumergirse en la cultura vasca, su música y tradiciones. Una locura que les ha llevado a ‘Cave Rave’, un segundo disco lleno de sonidos ancestrales y guitarras eléctricas, sintetizadores, percusiones y ese txalaparta que tan bien suena en sus manos. Su última locura fue hacer una rave en las cuevas de Zugarramurdi…

HTM – ¿Qué tal fue el concierto en las cuevas de Zugarramurdi?

Sebastián – Fue una locura tío, en serio. Fue una de las mejores noches en mi vida. Cientos de personas celebrando los orígenes de la banda en un lugar como ese. El final del verano daba a las cuevas un maravilloso tono crepuscular.

HTM –  ¿Y qué me dices de la fiesta de después, en San Sebastián?

Sebasián – ¿Tú estuviste en la fiesta?

HTM – Ojalá.

Graham –  Eres un hombre ocupado, lo entiendo. Fue divertido estar con tantos fans tocando para ellos música distinta a la nuestra. Tocando y bailando hasta las siete de la mañana. Además, el lugar en el que estuvimos era estupendo…

HTM – ¿Cómo surgió la idea de hacer este fiestorro?

Sebastián – Nosotros sabíamos que en esas cuevas se hacían raves así y, la idea se nos ocurrió casi a la vez que el título del disco, ‘Cave Rave’. La idea de montar un directo en un paisaje así, metidos de lleno en la naturaleza, nos alucinaba.

Fue una de las mejores noches en mi vida

HTM – ¿Qué ha cambiado en vuestra música desde vuestro debut, ‘Star of love’?

Sebastían – Tocar en directo ha sido lo que nos ha hecho cambiar en cierta forma a la hora de escribir las canciones, componer con la guitarra y los demás instrumentos. Cuando tocas en directo todo cambia bastante. El concepto de nuestra música es similar, aunque en este segundo disco hemos querido profundizar más. Hemos hecho jams con artistas anónimos de Berango (Bilbao) o Elgóibar (Guipúzcoa).

HTM –  Estáis completamente volcados a moveros atrás en el tiempo y explotar música cada vez más ancestral…

Graham – Sí, creo que cada vez vamos introduciéndonos más en el origen de culturas ancestrales, como la vasca. Tocando instrumentos de la misma manera que se tocaban en África dos mil años antes de Cristo. Queremos incorporar más y más instrumentos antiguos de distintas culturas. Lo bueno de este viaje al pasado es que no tiene límites…
[/column]
[column]

HTM – ¿Y habéis pensado en utilizar los instrumentos de culturas como la china, por ejemplo?

Sebastián – No joder, poco a poco (risas). No en serio, nos encantan como suenan instrumentos como el sanxian, es maravilloso pero todavía no estamos en ello. Todavía.

Este viaje al pasado es que no tiene límites…

HTM – Hay una evolución en vuestros conciertos, sois más enérgicos. ¿Notáis el cambio desde los primeros conciertos?

Sebastián – Sí claro, hay una energía distinta a los primeros conciertos, y también un cambio en el sonido. Nos encanta subir ahí arriba y cautivar a la gente. Cada concierto es el último.

HTM – ¿Qué os parece tener tres conciertos consecutivos aquí en Madrid?

Graham – Nunca hemos tocado tres veces seguidas en un mismo lugar. Estamos alucinando con la gente y nos lo estamos pasando realmente bien. Además hemos variado las canciones en los tres conciertos.

HTM – Cómo trabajáis la parte creativa de vuestro trabajo.

Graham – Bueno pues depende del momento, a veces la ideas tardan mucho en salir por eso intentamos estar todos juntos pensando y creando hasta que surge la magia.

Sebastián – Sí, y también usamos la meditación (risas).

Graham – Lo peor es que después de un gran esfuerzo creativo cuando el concepto del disco ya está formado surgen todas las ideas a la vez y nos volvemos muy locos.

HTM – Por cierto, nos ha encantado el vídeo de ‘L.A. Calling‘. Es una locura…

Sebastián – ¡Salía hoy! Es cierto, joder tengo una memoria horrible. ¿Te ha gustado? ¡Genial!  El creador del vídeo está por aquí y seguro que se anima cuando se lo digas, porque está un poco preocupado, lo ha hecho muy rápido con imágenes de la cuevas…

HTM – ¿Os ponéis nerviosos antes de los conciertos?

Sebastían – ¡Qué va tío! Bueno, vale sí, un poco, ¿pero eso es bueno no? Te hace estar más alerta.

Contenidos similares: