5 bandas que odiaron su canción más famosa

0
5398
Kurt Cobain con gafas de sol blancas, un gorro y fumando, con un filtro rosa

Una banda trabaja muy duro. Desde el momento que agarra inocentemente su primera guitarra, los primeros berridos incoherentes, los primeros compases brillantes, horas y horas de ensayos, conciertos, contratos, giras, discos y hasta el momento en que la magia abandona la música y no existe sentido por el que seguir, el músico vomita su alma vulnerable en cada paso que da.

Este camino no existe para el público, que sitúa la existencia del artista en un escueto período en el que se cruzan por su camino. Un paso más, pero uno al que todo el mundo ve atraída su mirada: el hit absoluto. Una canción que manda al artista del anonimato al conocimiento global en un breve pestañeo. Cuando has pasado tu vida mimando tu creación, es duro que seas conocido por un solo golpe de suerte y lo que ello implica. Por eso es comprensible el odio de algunos artistas a sus mayores éxitos.

Igual de cierto es cómo puede llegar a ser de insultante para el fan que adora esa canción que sus compositores, sus ídolos, la desprecien. Sin embargo, la relación del músico con su creación es personal e incomprensible para el mundo exterior; un vínculo complejo que resulta difícil descifrar.

[TS-VCSC-Divider divider_type=”ts-divider-two” divider_text_position=”center” divider_text_border=”#eeeeee” divider_image_position=”center” divider_image_border=”#eeeeee” divider_icon_position=”center” divider_icon_color=”#cccccc” divider_icon_border=”#eeeeee” divider_border_type=”solid” divider_border_thick=”1″ divider_border_color=”#eeeeee” margin_top=”5″ margin_bottom=”5″]

[dropcap]1.[/dropcap] Radiohead | ‘Creep’

Los de Thom Yorke -y él en especial- no toleran su mayor éxito. Pocas son las veces que el conjunto ha aceptado tocarla en directo desde su lanzamiento, con sendos “fuck off!” a los que se atrevieran a pedirla. En festivales, por otro lado, será más fácil que puedas escuchar al grupo interpretándola.

[dropcap]2.[/dropcap] Nirvana | ‘Smells Like Teen Spirit’

Aunque Courtney Love afirme que su difunto marido deseaba desesperadamente la fama, Kurt Cobain dejó claro el desprecio que sentía hacia su single más reconocido; al ‘Nevermind’ (DGC, 1991) en su totalidad, de hecho. Precisamente fue la repentina fama que granjeó para la banda lo que no soportaba Cobain. Muy en serio no se tomaban la canción cuando la comenzaban en directo con ‘More Than a Feeling’ de Boston.

[dropcap]3.[/dropcap] The Doors | ‘Light My Fire’

Los compañeros de Jim Morrison no destacaban por ser artistas especialmente excéntricos. Por su parte, el líder dionisiaco sí pecaba de varios demonios. Uno de ellos se escondía tras el éxito de su primer single, ‘Light My Fire’. Compuesta por Robby Krieger y Ray Manzarek, la canción nunca fue del agrado de Morrison; en parte, dada su escasa participación a la hora de escribirla.

[dropcap]4.[/dropcap] Neil Young | ‘Heart of Gold’

A Neil Young tampoco le gustó el reconocimiento público que ganó su single ‘Heart of Gold’. El primer extracto de ‘Harvest’ (Reprise, 1972) situó al canadiense en el punto de mira, lugar que no disfrutó en absoluto, siendo un mejor ejemplo de rechazo hacia las consecuencias que al origen de las mismas.

[dropcap]5.[/dropcap] Led Zeppelin | ‘Stairway to Heaven’

Puede que para ti sea la mejor canción del mundo, pero no para Robert Plant. Aunque volviera a mostrar interés por una reunión de Led Zeppelin, sus fans se quedarían sin escuchar el mítico tema, ya que no comparte el gusto que todos podamos tener por él.