5 músicos que dejaron las drogas y les abandonó el talento

Desde Oasis a Metallica, muchas bandas han perdido a la musa cuando dejaron las drogas.

0
7158
Liam Gallagher intentando besar a su hermano Noel de Oasis
Gran parte de las mejores bandas de la historia han seguido un patrón a lo largo de su carrera: llegada al estrellato, alto consumo de drogas, batacazo creativo y el fin de las drogas. Esa ha sido la línea temporal que siempre ha terminado con la evaporación creativa de la banda o su disolución. En HABLATUMÚSICA hemos puesto el ojo en cinco casos muy sonados de gente que, tras librarse del consumo de sustancias, han visto como su carrera nunca sería la misma.

Mick Jagger siempre ha vacilado a la hora de hablar de forma clara sobre las drogas, todo lo contrario que su compañero Keith Richards. El cantante ha llegado a afirmar que en los comienzos de The Rolling Stones se consumía todo tipo de drogas porque no conocían sus efectos. Jagger dejó las drogas pronto y los problemas en el seno de la formación comenzaron a hacerse evidentes en los años `80, donde su relación con Richards se fracturó y la calidad de los álbumes de los Stones cayó en picado.

Es cierto que Metallica fueron perdiendo fuelle antes de decir adiós a sus adicciones. Ya con ‘Load’ (Elektra, 1996) y ‘Reload’ (Elektra, 1997) abandonaron la senda del thrash metal hacia parajes más alternativos; algunos podrían decir que peores y nosotros somos de esos. La reputación de la banda les consiguió el apodo de “Alcohollica” y todavía alardeaban de tal condición. Y no solo con el alcohol.

La entrada en el siglo XXI marcó el final de sus distintas adicciones, salvo para Hetfield. Como pudimos ver en el documental ‘Some Kind of Monster’ (2004), el cantante se embarcó en un proceso de rehabilitación de un año que limpió al último de sus integrantes. ¿Qué sucedió después? ‘St. Anger’ (Elektra, 2003). Un álbum con una composición inconexa, desprovisto de la personalidad del conjunto y con una producción desmesurada. ‘Death Magnetic’ (Warner, 2008) quiso regresar, lo logró en algún momento, pero no pudo llegar a la sombra de lo que la banda fue en su momento.

Los hermanos Gallagher consiguieron el éxito demasiado rápido. Con él vino la fama y con ésta el desenfreno. La banda entró en el mundo de las drogas a tiempo completo con la llegada de ‘Definitely Maybe’ (Creation, 1994) y ‘(What’s the Story) Morning Glory?’ (Creation, 1995). Noel Gallagher afirmó que dejó todo en 1998, un año después de ‘Be Here Now’ (Creation, 1997). Nunca volverían a alcanzar los niveles de sus dos primeros álbumes.

He debido gastar un millón de libras en drogas

– Noel Gallagher

  • David Crosby

Tras su afable aspecto, el ex de The Byrds y compañero junto a Stephen Stills, Graham Nash y Neil Young en CSN&Y, ha sido uno de los músicos que más ha sufrido con las drogas. Tras el fin de su etapa con la formación de ‘Déjà Vu’ (Atlantic, 1970), Crosby editó el excelente ‘If I Could Only Remember My Name’ (Atlantic, 1971) en solitario, iniciando su etapa vital más complicada que se recrudecería con el regreso de CSN&Y en la gira de 1974.

En los ‘80, Crosby fue detenido por tenencia de armas y posesión de drogas en numerosas ocasiones, llegando a pasar casi un año en prisión. Dejó la cocaína y, aunque su talento siempre generó destellos, su carrera nunca fue tan buena como en los ‘70. El californiano no ha dejado nunca el consumo de marihuana.

Intentó dejar las drogas a finales de los \’80. Lo consiguió en 1998. La heroína y la cocaína se habían convertido en inseparables amigas durante demasiados años hasta que Clapton logró dar su último adiós. Para entonces, la carrera de uno de los guitarristas más virtuosos que el rock ha conocido, había dejado su mejor época atrás con The Yardbirds, John Mayall, Cream, Blind Faith o Derek and The Dominos. Aunque su técnica se mantiene intacta, la creatividad del británico quedó en un escalón ridículo comparado con todo lo que consiguió entre los ‘60 y los ‘70.