5 músicos que jugaron con fuego (y se quemaron)

La pirotecnia no siempre funciona con éxito y puede convertir algo brillante en catástrofe.

Metallica con fuego

En muchos casos, los directos se convierten en el mayor fuerte de bandas y artistas que vuelcan toda su imaginación para lograr espectáculos inolvidables. Hay quien elige neones o serpentinas para la parafernalia de estos shows y hay quien va más allá hasta adentrarse en el mundo de la pirotécnica, tan fascinante como peligroso.

Jugar con fuego nunca fue seguro y algunos músicos han podido comprobarlo en primera persona durante sus conciertos. Recopilamos 5 artistas que han sufrido imprevistos entre llamas:

[TS-VCSC-Divider divider_type=”ts-divider-two” divider_text_position=”center” divider_text_border=”#eeeeee” divider_image_position=”center” divider_image_border=”#eeeeee” divider_icon_position=”center” divider_icon_color=”#cccccc” divider_icon_border=”#eeeeee” divider_border_type=”solid” divider_border_thick=”1″ divider_border_color=”#eeeeee” margin_top=”20″ margin_bottom=”0″]

El anuncio de Pepsi para el que Michael Jackson actuó  en 1984 marcó un antes y un después en su vida, que a partir de este momento vería a su rostro someterse a incontables operaciones de cirugía. Así contaba el propio Michael lo ocurrido: “Yo bajaba la escalera y, detrás de mí, estallaban los cartuchos (…) Hasta después no descubrí que estaban a medio metro de mi cabeza (…) Caí al suelo, tratando de sacudirme las llamas (…) No hay película que pueda captar el dramatismo de lo que pasó aquella noche”.

Fue durante un concierto en Montreal en 1992. El espectáculo pirotécnico que acompañaba a la banda había sido modificado sin previo aviso por parte de los técnicos. Desconocedor de los cambios, el vocalista James Hetfield quedó parado justo en el lugar en que tenía que salir una llama de 2 metros durante ‘Fade to Black’ y sufrió quemaduras en toda la parte izquierda de su cuerpo.

  • Gene Simmons de Kiss

Los conciertos de Kiss solían ser perfectamente reconocibles no sólo por el aspecto de sus integrantes, sino también por las ansias de crear espectáculo y sorprender. Eso mismo buscaba Gene Simmons cada vez que realizaba el número en que imitaba escupir fuego, hasta que un buen día la precisión del bajista falló y las llamas llegaron a su pelo. Gracias a la intervención de uno de sus técnicos, todo quedó en un susto.

La banda se enfrentaba al primer concierto promocional de ‘The Wall’ (EMI, 1979) el 7 de febrero de 1980 cuando los fuegos artificiales del espectáculo terminaron prendiendo partes del escenario, obligando a retrasar la actuación.

  • Rammstein

Nunca un fan había sido tan mal recibido al colarse en el escenario mientras actúa su grupo preferido. Este seguidor de Rammstein no debía conocer el amor de Till Lindeman por el fuego y se acercó a él justo en el momento en que éste tenía entre manos un aparato dispuesto a disparar enormes llamas. Desconociendo la presencia del intruso, Lindeman continuó disparando y roció al mismo, quien se recuperó enérgico tras ser apagado por los extintores.

Contenidos similares: