Ha sido en un apartamento del Greenwich Village de Nueva York, que Bob Dylan utilizó como estudio de grabación casero a finales de los ’60, donde han aparecido 149 acetatos del músico estadounidense.

Los acetatos fueron encontrados por el hermano de la propietaria del apartamento, recién fallecida, y enseguida pasaron a manos del coleccionista Jeff Gold, quien se encargó de digitalizarlos y ponerlos a la venta después de que el productor Bob Johnson confirmase que las notas manuscritas eran suyas y de Dylan.

El contenido son distintas mezclas, descartes y versiones de pruebas realizadas para ‘Nashville Skyline’ (Columbia, 1969), ‘Self Portrait’ (Columbia, 1970)y ‘New Morning’ (Columbia, 1970). Cuatro de los discos, se encuentran disponibles en RecordMecca a precios que van de los 1.750 a los 7.000 dólares.

Contenidos similares: