Músicos y defraudadores

Te traemos varios músicos que han evadido impuestos o, al menos, lo han intentado.

3
1039
U2 posando en un fondo blanco

A la hora de abrir la cartera, todos nos sentimos un poco recelosos. Desde que el feudo recogiera sus tributos hasta que la declaración de la renta nos trastornara cada año, el fisco siempre ha estado respirando en nuestra nuca. No tiene por qué ser malo si concibes tu sociedad como un sistema de apoyo solidario, aunque pueda doler. Los hay que, sin embargo, no pasan por estas penurias financieras porque prefieren aislarse del sistema.

Bárcenas aparte, los músicos también tienen sus rencillas con el erario público y son varios los ejemplos de artistas que han eludido sus impuestos. Eso sí, pocos son los que se han librado después de ello. Con el último caso en salir a la luz, en el que se ven envueltos los miembros de la añeja boy band Take That -quienes deben, presuntamente, impuestos por giras de más de 60 millones de libras-, repasamos algunos de los artistas que han tenido que enfrentarse al tesoro público.

[TS-VCSC-Divider divider_type=”ts-divider-two” divider_text_position=”center” divider_text_border=”#eeeeee” divider_image_position=”center” divider_image_border=”#eeeeee” divider_icon_position=”center” divider_icon_color=”#cccccc” divider_icon_border=”#eeeeee” divider_border_type=”solid” divider_border_thick=”1″ divider_border_color=”#eeeeee” margin_top=”10″ margin_bottom=”10″]

El padre del rock and roll no lo es solo por su sonido; también por su estilo de vida. Si quieres darle una patada al que manda donde más le duele, realmente es en el bolsillo. Tampoco el hombre lo haría de mala fe, pero un perro de la vieja guardia como él, que giraba por clubes de mala muerte, no comprendía que en 1979 hubiera otro modo de cobrar conciertos que no fuera a tocateja. ¿El resultado? Cuatro meses de prisión (por tercera vez) y 1.000 horas de servicios comunitarios.

  • Willie Nelson

Que una icónica figura del country siga a otra del rock and roll no es de extrañar; eran otros tiempos y otras costumbres. Pero, aun así, 32 millones de dólares es mucho dinero sin pagar. La IRS (la Hacienda estadounidense) denunció la evasión de impuestos, multas e intereses de Nelson en 1990, de lo cual él no era conocedor. Sus contables decidieron por su gracia no pagar los impuestos del cantautor y este se vio obligado a devolver una deuda reducida de 16 millones. Eso sí, la pago enterita.

[TS-VCSC-Lightbox-Gallery content_images=”55086,55087,55088,55089″ content_images_titles=”Chuck Berry no pagando impuestos,Jerry Lee Lewis no pagando impuestos,Willie Nelson no pagando impuestos,Ozzy Osbourne no pagando impuestos” content_style=”grid” data_grid_breaks=”240,480,720,960″ data_grid_space=”2″ data_grid_order=”false” lightbox_pageload=”false” thumbnail_position=”bottom” thumbnail_height=”100″ lightbox_effect=”random” lightbox_autoplay=”false” lightbox_speed=”5000″ lightbox_backlight=”auto” lightbox_backlight_color=”#ffffff” lightbox_social=”true” margin_top=”0″ margin_bottom=”20″][/TS-VCSC-Lightbox-Gallery]

  • Jerry Lee Lewis

Además de casarse con una prima de 13 años, Jerry Lee Lewis significó el lado más salvaje y controvertido del rock and roll por muchas más cosas. Su desplome mediático llegó con aquel matrimonio incestivo, pero tocó fondo cuando, en 1984, el fisco amenazó al músico con pena de prisión si no pagaba el millón de dólares evadido. Al no tener con qué sufragarlo, Lewis tuvo que abrir una línea telefónica a través de la cual recibir donaciones para poder pagarla.

  • U2

Los salvadores de la Tierra, la especie humana y el reino animal esconden un cuchillo tras la espalda. En 2006, la banda de Bono se planteó en qué país quería cotizar y no resultó ser el suyo natal, Irlanda. El 12’5 % que deben pagar en impuestos les resultó muy caro –aunque sus giras superen los mil millones de beneficios-, por lo que movieron su emplazamiento mercantil a Holanda. ¿Solidaridad? No lo parece.

El príncipe de las tinieblas tiene su propio reino de oscuridad, así que no cree tener que pagar impuestos en la sociedad mortal. Desgraciadamente para él, tiene que hacerlo. Estados Unidos no se anda con chiquitas y la deuda del matrimonio Osbourne ascendía a los 1’7 millones de dólares en impuestos, de lo cual se enteraron por medio de la prensa. De todos modos, no les debió costar demasiado, ya que pagaron la deuda completa una semana más tarde.