El videoclip es un arma natural que las bandas tienen para llamar la atención de los oyentes potenciales. Existen casos de bandas que se negaron a realizar vídeos para sus canciones en una época en la que MTV y similares cadenas de televisión controlaban parte del pastel de la industrial musical.

Dos de los casos más sonados fueron los de Metallica y Pearl Jam que, por uno u otro motivo, se negaron a realizar videoclips. Aunque acabaron cediendo…

[TS-VCSC-Divider divider_type=”ts-divider-two” divider_text_position=”center” divider_text_border=”#eeeeee” divider_image_position=”center” divider_image_border=”#eeeeee” divider_icon_position=”center” divider_icon_color=”#cccccc” divider_icon_border=”#eeeeee” divider_border_type=”solid” divider_border_thick=”1″ divider_border_color=”#eeeeee” margin_top=”0″ margin_bottom=”5″]

Metallica: Una traición llamada ‘One’

Hacer un videoclip en los años ‘80 suponía venderse a la Industria. Su emisión estaba destinada a grandes empresas como MTV y una banda nacida del underground nunca debía entrar en ese juego. Si había una formación que estaba fuera del circuito comercial, esa era Metallica. Los de James Hetfield llegaron al olimpo del metal gracias a una horda de fans que no dejó de crecer desde su debut, ‘Kill ’Em All’ (Megaforce, 1983).

Lo cierto es que para mediados de aquella década, el heavy metal se había convertido en un género comercial como cualquier otro. Tras su boom, cientos de bandas habían caído en estilismos recargados y horteras que habían despojado al género de toda seriedad. Con la llegada de las bandas de thrash metal se recuperaron los ideales originales.

Con el paso de los álbumes y el reconocimiento, Metallica se volvieron más y más sobrios, una actitud que estaba al alza a finales de la década gracias a un germen que acabaría llamándose grunge. Los de San Francisco llegaron a afirmar a sus inicios que ellos “nunca grabarían un videoclip”. Todo cambió con ‘And Justice for All’ (Elektra, 1988). El poder del vídeo era demasiado potente y Metallica estrenaron su paso por las televisiones con el vídeo de ‘One’, lo que les hizo aún más famosos pero por lo que pagaron un pequeño precio: muchos de aquellos fieles de sus inicios se sintieron traicionados.

Pearl Jam: ‘Jeremy’, el suicidio y un final mal entendido

A Eddie Vedder nunca le gustó hacer videoclips. Creía que, como sucede con las películas basadas en libros, el oyente se desvinculaba de su imaginación cuando escuchaba el tema bajo las imágenes de un clip. Pese a ello, la joven banda que debutaba con ‘Ten’ (Epic, 1991) acabó aceptando bajo presiones del sello. Si no salías en MTV, eras menos que cero.

Los de Seattle presentaron los respectivos videoclips de ‘Alive’ e ‘Even Flow’. Ambos eran bastante simples; recogían actuaciones de la banda, invocando su poderío en directo y manteniendo los ideales de Vedder. Para su tercer adelanto, ‘Jeremy’, acabaron dando un paso más. Pese a contar con un primer clip dirigido por Chris Cuffaro que la banda había financiado, Epic Records se negó a lanzar el tema como single debido a su conflictiva letra -narraba la historia de Jeremy Wade Delle, un chaval que se suicidó frente a sus compañeros de clase tras haber sufrido bullying-.

Versión 1:

El éxito de ‘Ten’ era mayúsculo y Epic acabó queriendo un clip propio para ‘Jeremy’. En esta segunda versión sí podía verse algo más que a la banda tocando. Ilustraba la nefasta historia del chico, con imágenes del propio suicidio. Tras una serie de disputas entre el sello, MTV y la propia banda, el final del clip se omitió y terminó por entenderse mal, ya que muchos pensaron que al final del clip, Jeremy mataba a sus compañeros.

Versión 2:

La situación creó tal incomodidad en la banda que se negaron a hacer más videoclips -aunque aún quedaba por salir el de ‘Ocean’-. ‘Vs.’ (Epic, 1993), ‘Vitalogy’ (Epic, 1994) y ‘No Code’ (Epic, 1996) no contaron con clips. Quizá su negativa a salir en los canales de videoclips afectó a su popularidad respecto al gran público, ya que el grunge pasó a estar gobernado por Nirvana. Con ‘Yield’ (Epic, 1998) cedieron a darle un videoclip a ‘Do the Evolution’. A partir de ese momento vendrían más videoclips, siempre con la banda como protagonistas, volviendo a su estilo inicial.