Rap Genius: la herramienta que revolucionará Internet

La compañía ha cambiado su nombre a Genius y alcanza un valor de 56'8 millones de dólares.

0
717
Fundadores de Rap Genius con el logo

Genius puede apoderarse del mundo escribiendo notas en cada palabra escrita en la web. El servicio que comenzara bajo el nombre de Rap Genius y la premisa de explicar el trasfondo en las letras de rap es ahora una compañía multimillonaria y una base de datos que pretende conquistar e interconectar cada rincón de Internet.

Recientemente, la compañía ha logrado recaudar la impactante cifra de 40 millones de dólares, liderada por Dan Gilbert, magnate deportivo con ramificaciones en la NBA, la AHL y la AFL. Con la financiación ha llegado el momento de evolucionar y ha perdido el Rap por el camino, dando lugar a Genius como marca única y aglutinadora. Pero esta época de posibilidades ha resurgido de unas cenizas que podría haberse llevado el viento.

Tom Lehman, Ilan Zechory y Mahbod Moghadam fundaron Rap Genius en 2009. Desde entonces, han tenido que recomponerse ante varios baches. El primero vino de parte de Google, que castigó al servicio a finales de 2013 eliminando sus resultados del buscador tras descubrir los enlaces de spam que lo situaron en las posiciones más altas del motor de búsquedas. Poco después, llegaría la dimisión forzada de uno de sus fundadores: Mahbod Moghadam.

En mayo de este año, la localidad de Isla Vista sufrió su segunda ráfaga de asesinatos en este siglo XXI. Seis muertos y siete heridos saldaron la enferma cuenta de Elliot Rodger, quien en mitad de su carrera homicida envió un manifiesto explicando su plan y sus motivos. Este fue el texto de la discordia, en el que las anotaciones de Moghadam explotaron mediáticamente por su tono cómico y misógino. Tras disculparse públicamente, el cofundador y estudiante de derecho tuvo que abandonar la empresa, comentaban los fundadores restantes a Bloomberg TV.

Poco después de un mes, resurge el fénix. Un lavado completo de cara, una estrategia expansiva y un apoyo poderoso han logrado mantener firme una empresa que por momentos se tambaleaba. Gran parte del mérito de este empuje lo tiene Dan Gilbert. El empresario ha respaldado su propuesta y reclutado a Andressen Horowitz, inversor previo del servicio; puede ser difícil decir que no al dueño mayoritario de los equipos Cleveland Cavaliers (NBA), Lake Eerie Monsters (AHL) y Cleveland Gladiators (AFL), además de la liga menor de la NBA, todo ello a través de la matriz Quicken Loans Inc., con la que abrió su primer casino en 2012.

La nueva estrategia amplía los horizontes de la propia empresa, pasando del rap a cualquier texto, como poesía, leyes o artículos periodísticos; todo es intervinculable. Esta ampliación interna conduce a una expansión externa, que se manifiesta en la extrapolación del servicio en embeds utilizables en cualquier web. Aquí puedes ver un ejemplo con un extracto de la letra perteneciente a ‘Fucked My Way Up to the Top’ de Lana del Rey:

I fucked my way up to the top
This is my show
I fucked my way up to the top
Go, baby, go
This is my show
Go
This is my show

― “Fucked My Way Up To The Top” by Lana Del Rey

Algunos de estos comentarios demuestran una de las corregibles problemáticas: da pie a sentar bases erróneas. El hecho de que lo escriban usuarios elimina una objetividad que puede darse por sentada y engañar al usuario. Para poder triunfar entre un público más exigente, el servicio debe -como plantean en su visión de futuro- diferenciar claramente entre análisis experto y anotaciones subjetivas.

Su potencial es infinito, aunque Internet es una amante caprichosa. La interconexión, la vinculación referencial te permite pasar de Run-D.M.C. a ‘Breaking Bad’ y ese es el secreto de esta plataforma que se ha propuesto anotar cada palabra que escribas en la web.