‘A Hard Day’s Night’, la película: la histeria de la Beatlemanía

Se cumplen 50 años del estreno de la primera película protagonizada por The Beatles.

0
1379
The Beatles frente a un avión, en blanco y negro

Este 2014 está siendo un año repleto de celebraciones para The Beatles: su primera actuación en Estados Unidos y el 45 aniversario del ‘White Album’ (Apple, 1968) son solo algunos de los motivos por los que recordamos el impacto del conjunto de Liverpool en la historia de la música popular. Todo esto indica la velocidad con la que la fama alcanzó a los Fab Four. En un solo año, la banda pasó de clubs de mala muerte a protagonizar películas.

El súbito y colosal reconocimiento del que comenzaron a disfrutar les llevó a la gran pantalla. ‘A Hard Day’s Night’ (1964) era una parodia de la vida de The Beatles, una caricatura que plasmaba la fenomenal histeria de la Beatlemanía. Detrás de toda aquella locura, realmente se encontraban cuatro jóvenes irreverentes que comenzaban a darse cuenta de que habían conquistado el mundo sin querer.

[TS-VCSC-Divider divider_type=”ts-divider-two” divider_text_position=”center” divider_text_border=”#eeeeee” divider_image_position=”center” divider_image_border=”#eeeeee” divider_icon_position=”center” divider_icon_color=”#cccccc” divider_icon_border=”#eeeeee” divider_border_type=”solid” divider_border_thick=”1″ divider_border_color=”#eeeeee” margin_top=”10″ margin_bottom=”5″]

  • Desde Liverpool, para el mundo

El guionista del filme, Alun Owen, acompañó al conjunto durante su gira francesa para perfilar sus personajes. Utilizaba latiguillos y formas de hablar que captó durante el tiempo que pasó con ellos. Aunque la exageración sea la nota dominante de la película, las personalidades, anécdotas e historia de los cuatro Beatles se ven plasmadas en su trama.

  • Todo el mundo amaba a The Beatles

Los fans que persiguen al grupo y que asisten a su concierto en la televisión británica son seguidores reales, por lo que las expresiones de demencia son todo lo reales que podía conseguirse. Entre el público de la actuación, incluso podemos encontrar un joven Phil Collins de tan solo 13 años.

  • Una extraña relación con James Bond

Aunque no parezca una relación obvia, la saga cinematográfica de espionaje tiene más que ver con el filme de The Beatles de lo que podría imaginarse. Varios críticos de la época, como Leslie Halliwell, la calificaron como precursora del thriller de espionaje por la velocidad de sus secuencias y su rompedora narrativa.

La pieza instrumental que acompaña la escena en solitario de Ringo Starr, ‘This Boy’, fue interpretada por el guitarrista Vic Flick, quien también tocara en el tema principal de ‘Dr. No’ (1962). Por si era poco, actores de la película como Richard Vernon o Margaret Nolan actuarían también en la clásica ‘Goldfinger’ (1964)

  • Un nombre en cada país

La costumbre de adaptar los títulos de las películas a cada país viene de lejos. En España, la película se llamó ‘¡Qué noche la de aquel día!’; en México, ‘La noche de un día difícil’; o en Chile, ‘La noche de un día agitado’. Estos no se alejaron tanto de la idea original como los de Finlandia, ‘Yeah! yeah! tässä me tulemme!’ (¡Sí! ¡Sí! ¡Aquí venimos!), en Francia ‘Quatre garçons dans le vent’ (Cuatro chicos en el viento) o, quizás la mejor, Portugal: ‘Os quatro Cabeleiras do Após-Calipso’ (Las cuatro cabelleras del Apo-calipso).

  • Una historia atemporal

Tras la cómica fachada que presenta el director Richard Lester, se esconde una historia sobre cuatro vidas donadas a la fama, desprovistas de la libertad del anonimato y puestas a la vista de todo el público; algo que hoy en día sucede de igual manera. Por eso sigue siendo actual. El pasado 4 de julio, se estrenó la versión remasterizada por Ryan Hullings en cines norteamericanos. El 21 de julio podrás hacerte con una copia en DVD y Blu-ray de esta nueva edición y vivir la explosión de la Beatlemanía en tu casa.