Daft Punk VS Justice

1
1984

Presente contra… presente. El nuevo álbum de los míticos Daft Punk está a la vuelta de la esquina y nosotros nos frotamos las manos. El duo francés tiene listo su nuevo material, que analizaremos en Hablatumúsica muy pronto. Mientras tanto, los ponemos cara a cara con único duo que puede hacerles frente en la escena musical actual, los también franceses Justice.

  • Sam Gutiérrez vota por Daft Punk:

Samuel, baja la música! ME DUELE LA CABEZA DE TANTO CHUMBA CHUMBA!”, me vociferaba mi madre desde alguna habitación de casa. Tenía yo 14 años y a lo que mi santa madre llamaba “chumba chumba” era precisamente Interstella 5555, el excepcional metraje musical al que Daft Punk puso la banda sonora. Gracias al dúo francés y a ese trabajo en particular aparté de mi vida el mundo de Oliver y Benji y Pokémon y me adentré en el universo de la música indie. Es por ello que me hace especial ilusión tomar parte en esta batalla y nadie más que yo disfruta aportando argumentos a favor de la pareja formada por Guy-Manuel y Thomas.

Puede ser legítimo comparar a Daft Punk y Justice. Es inevitable que sus nombres vayan de la mano. Estamos ante dúos, franceses y ambos forman parte de la familia discográfica Ed Banger (incluso comparten manager, Pedro Winters). No obstante, lo que no veo justo es ponerlos al mismo nivel.

Por trayectoria, prestigio y calidad, los creadores de perlas dance como Aerodynamic están un puñado de escalones por encima de sus compatriotas. Justice empezaron fuerte en 2003, con una imagen rompedora, una personalidad propia y unos directos brutales que enloquecieron a millones de personas en todo el globo (escuela Daft Punk). Todo ello edificado sobre un primer trabajo excelente. Sin embargo, su burbuja se desinfló en 2011 con Audio, Video, Disco, un segundo disco correcto que a pesar de contener grandes temas como Civilization o On’n’On, no cumplió las expectativas. Nadie duda de su más que prometedor futuro, pero lo que es incuestionable es que aún tienen mucho por demostrar. Justice han seguido (y bien) los pasos de Daft Punk pero en ningún momento han aportado nada remarcablemente diferente.

Por su parte Daft Punk empezaron su camino como tal a finales de 1992. Su ascensión fue relativamente rápida, aunque su peculiar estética les dio a conocer en muy poco tiempo. Su música te puede agradar más o menos, pero lo que salta a la vista es que buscan la espectacularidad en todo lo que hacen. Cuidan de la misma forma cada melodía y cada una de sus apariciones en público. Es por ello que me gusta considerarlos una banda global. Una actuación suya es más que un concierto de música. Es un exhibición audiovisual al alcance de bien pocos. Musicalmente han tenido sus altibajos, pero este último argumento decanta la balanza en cualquier tipo de batalla.

[TS-VCSC-Divider divider_type=”ts-divider-three” divider_text_position=”center” divider_text_border=”#eeeeee” divider_image_position=”center” divider_image_border=”#eeeeee” divider_icon_position=”center” divider_icon_color=”#cccccc” divider_icon_border=”#eeeeee” divider_border_type=”solid” divider_border_thick=”1″ divider_border_color=”#eeeeee” margin_top=”20″ margin_bottom=”20″]

  • José Roa vota por Justice:

En términos de música electrónica, existen nombres indiscutibles en cuanto a su repercusión, su originalidad, su capacidad de reinvención del moldeable panorama electrónico, y, casualmente, ambos vienen de Francia. Enfrentar a Daft Punk contra Justice es como enfrentar a un padre y un hijo, pero, en ocasiones, el hijo sale peleón y supera al padre.

Daft Punk vivieron su momento de gloria en la década de los noventa, sentando las bases del entonces incipiente house, un giro hacia la digitalización musical que se preveía desde la anterior década. Su mayor mérito se entraña en sus pegadizos ganchos y melodías que aun hoy resuenan en la consciencia colectiva. Pero la escena electrónica es un paraje cruel y, si la música evoluciona por tendencias, en este género su duración es aún más efímera, por lo que si un día eres moda al día siguiente eres historia. Lograron adherirse a un género que moldearon, a lo que Justice contesta, más de una década después, con su común chulería, planteando su propio estilo, hijo de influencias pero dueño de sí mismo. Y además haciendo sus canciones con instrumentos de verdad, de cero; porque tocar un instrumento no es un mérito, si haces música es una necesidad y una obligación.

La fuente primigenia de influencia para los dos deriva del rock, si Daft Punk bebe de los clásicos como The Rolling Stones o The Beach Boys, sus compatriotas actuales miran más claramente hacia géneros más duros como el metal, así como la música clásica en su último álbum Audio, Video, Disco (2011). La diferencia es que Justice logra aunar géneros tan dispares como el house o el electro con el hard rock en Let There Be Light o la música barroca a lo Kubrick en Horsepower. Esta paradójica mezcla entre fidelidad y singularidad les diferencia de cualquier banda de música electrónica.

De hecho, es una de las pocas, a las que se puede calificar como banda, una banda auténtica de música, entre un escaso número de elegidos, como The Prodigy. En solo dos discos han experimentado y ampliado su enfoque musical más que Daft Punk en… tres, que tampoco es una gran número para el tiempo que llevan presentes en el panorama, a espera del cuarto álbum. La tendencia de las bandas electrónicas no suele brillar por su variedad y amplitud, sin embargo los franceses de la inmensa cruz llevan un catálogo de dos álbumes totalmente diferentes, con unos matices y un enfoque musical extenso, variado y renovador. Porque si existe otro factor distintivo del dúo es su complejidad musical, no en recepción, si no en construcción. Más trabajado en su segundo largo, las estructuras armónicas, las distintas progresiones, las agrupaciones corales, todo ello hace de sus composiciones catedrales sonoras a las que sus coterráneos no han aspirado o no han sabido lograr.

La riqueza musical de Justice enarbola una marca muy superior a la de los, por otro lado, míticos Daft Punk. Quizás sea justa esa distinción para sus predecesores, pues en una época destacan cosas que en otra permanecerían repudiadas, pero afortunadamente ahora no nos conformamos con la simpleza de un estribillo pegadizo y la calidad musical habla por sí misma en la aún creciente discografía firmada por una brillante y pesada cruz.

dic09 | El magazine digital, musical e independiente líder en habla hispana en internet con más de 250.000 sesiones mensuales. Un producto de Breakfast Producciones.

  • Petroom Filio

    Yo opto por los dos.