‘Born In the U.S.A’: Y Bruce Springsteen conquistó el mundo

El álbum que convirtió a The Boss en el gran icono del rock de estadio cumple su 30 aniversario.

1
2032
Bruce Springsteen señala sus álbumes en el escaparate de una tienda de discos.

Vietnam había dejado rotas las almas de una generación que deambulaba perdida 10 años después de la derrota. Ronald Reagan acomodaba su asiento en el Despacho Oval para permanecer otra legislatura luchando contra los desposeídos. La CIA reparte crack en busca de la destrucción de la juventud. La obra que George Orwell había escrito 36 años antes empezaba a hacerse realidad como un pronóstico en Estados Unidos. Entre todos ellos Bruce Springsteen, un músico proveniente de la desgastada Nueva Jersey que publicaba su gran álbum: ‘Born In the U.S.A.’ (Columbia, 1984), una obra maestra que cumple 30 años.

[TS-VCSC-Divider divider_type=”ts-divider-two” divider_text_position=”center” divider_text_border=”#eeeeee” divider_image_position=”center” divider_image_border=”#eeeeee” divider_icon_position=”center” divider_icon_color=”#cccccc” divider_icon_border=”#eeeeee” divider_border_type=”solid” divider_border_thick=”1″ divider_border_color=”#eeeeee” margin_top=”25″ margin_bottom=”25″]

  • Buscando la cima comercial

Había pasado una década desde el brillante debut de Springsteen con ‘Greetings From Ashbury Park, N.J.’ (Columbia, 1973) y su figura había alcanzado el reconocimiento de los especialistas pero era aún un desconocido para la gran mayoría. Tras la publicación de un álbum tan intimista como ‘Nebraska’ (Columbia, 1982), el de Nueva Jersey planeó abrir su sonido hacia las modas de la época. Introdujo sintetizadores y trabajó en las letras en busca del éxito. Y lo consiguió. ‘Born In the U.S.A.’ vendió más de 30 millones de copias y destapó siete singles.

  • El himno de la derecha

‘Born In the U.S.A.’ es quizá uno de los álbumes peor entendidos de la música popular pese a su éxito comercial. Ayudó en parte la reivindicación de Ronald Reagan. El mediocre actor y ultraconservador presidente de EE.UU. utilizó la canción que da nombre al álbum para acompañar su campaña de reelección y ensalzó la figura de Springsteen. El poder entendió el trabajo de The Boss como un “mensaje de esperanza” y consiguió desvirtuar la realidad de un álbum tan deprimente.

“[El futuro] reside en el mensaje de esperanza de las canciones de un hombre que tantos jóvenes americanos admiran: el hijo de Nueva Jersey, Bruce Springsteen

Ronald Reagan

  • Orgullo obrero, mentira del sueño americano

Pese al reivindicativo nombre del álbum que muchos tomaron como un ensalzamiento patriótico, Springsteen compone una obra crítica con el modo de vida americano. En ‘Born In The U.S.A.’ los sueños se rompen, el trabajo no conduce nada más que a una espiral repetitiva que desgasta la propia vida y el Gobierno no es más que un ente que vive a costa de explotar al ciudadano. Los conservadores escogieron el mensaje que más interesaba -el estribillo de la canción que da nombre al álbum-. Aquello costó años de malentendidos que tardaron lustros en zanjarse.

[TS-VCSC-Lightbox-Gallery content_images=”56376,56367,56371″ content_images_size=”medium” lightbox_size=”full” content_style=”grid” data_grid_breaks=”240,480,720,960″ data_grid_space=”2″ data_grid_order=”false” lightbox_pageload=”false” thumbnail_position=”bottom” thumbnail_height=”100″ lightbox_effect=”random” lightbox_autoplay=”false” lightbox_speed=”5000″ lightbox_backlight=”auto” lightbox_backlight_color=”#ffffff” lightbox_social=”true” margin_top=”0″ margin_bottom=”25″][/TS-VCSC-Lightbox-Gallery]

  • Tristeza disfrazada de rock

Otra de las confusiones que pueden entenderse en este séptimo trabajo de The Boss es la tristeza escondida bajo ritmos alegres y enérgicos. Springsteen nos descubre en ‘Born in the USA’ la traición de la patria bajo los ojos de un veterano o en ‘Working On a Highway’, de temática muy similar a la de Johnny Cash -olvidado en esa década- que habla de un camionero que termina en prisión. Quizás la más confusa es ‘Glory Days’ o cómo vivir del recuerdo de cuando pensábamos que todos nuestros sueños iban a cumplirse.

  • De ‘Taxi Driver’ a Bruce

Paul Schrader se había convertido en una de las mejores mentes de Hollywood y cara visible del nuevo cine norteamericano. Tras una década escribiendo varios de los más brillantes guiones cinematográficos –’Taxi Driver’ (1976), ‘Obsession’ (1976) o ‘Toro Salvaje’ (1980)- da el salto como director. Contacta con Springsteen para que componga una canción para su próxima película, de nombre ‘Born In the U.S.A’. El músico acabaría adoptando el nombre y Schrader estrenaría el filme como ‘Light of Day’ (1987).