Cuando la electrónica y las drogas se divorcian

2
2091

Navegando por la red nos hemos topado con todo un personaje aspirante a DJ que lo da todo en un festival-concurso en el que el consumo de alcohol y drogas está prohibido con el fin de disfrutar única y exclusivamente de la música en plenas facultades. Pero nos llama la atención que en el artículo de The Guardian describan el resultado de esta experiencia como “El peor Dj set del mundo”. Viendo el vídeo salimos de dudas.

El panorama es el siguiente. El aspirante a DJ, con su ordenador y sin ningún tipo de controladora ni mesa de mezclas, se lanza al ruedo dándole al play con su ratón del ordenador y empieza a agitar el brazo (algo que no dejará de hacer en todo su show) al ritmo de la música. Todo parece medio normal, hasta que a medida que avanza el vídeo se abre plano y podemos fijarnos en el público que demuestra no entender muy bien lo que está haciendo nuestro DJ e imaginamos que la vergüenza ajena aumenta cuando el susodicho se acerca al público con intención de recibir halagos y aplausos y la platea ni baila ni le hace caso. El jurado acaba bautizándole como “Hands-free Dj” y el pobre recoge su ordenador y desaparece de escena.

¿Es un tópico eso de que la música electrónica se vive de manera diferente bajo los efectos del alcohol y las drogas? Pasando por alto el tipo de sustancia que pueda haber tomado nuestro querido protagonista para sumergirse en su propia realidad, me pregunto: ¿hubiera sido este Dj set tan criticado por los allí presentes si no se tratase de un festival “sano”? Quizás lo que no les hizo gracia fue que el chico no estuviese pinchando en directo, pero la música no sonaba del todo mal… o puede que los allí presentes hubiesen agradecido el consumo de algún tipo de sustancia para abstenerse de la realidad o sumergirse en la realidad paralela de nuestro querido DJ.

Bromas aparte, lo cierto es que cuando separamos la estrecha relación que hay entre las drogas y la música electrónica, por lo menos lo que sucede es que el hecho se convierte en noticia y la propia situación se vive como algo diferente. Seguro que si no fuésemos con ese “puntito” nadie se atrevería a pedirle una canción a un DJ y nos daríamos cuenta de que podríamos bautizar a más de uno como “Hands-free Dj” y seguro que también aparecerían nuevos “Peores dj sets del mundo”.

  • pablo

    No puedo leer la columna

  • Leonardo

    puede ser que el publico tuviese otros gustos de ritmos de la electrónica, algo mas deep, tech u otros, el hardstyle es tal cual como dice su nombre… de todas formas es como si pusiera play a la música en itunes o widows media player jeje