Recomendamos | Oh, no

Y aquí, de nuevo, empieza el año y parece que pocas cosas han cambiado, que nadie se entera: las mismas bandas, el mismo sonido y poca cosa nueva. Parece que el 2013 será el nuevo año de nada. Nada que quiere decir mucha reverb en la voz, letras vacías, y muchos amigos. Un buen año, sin duda, en el que todo pasará al más absoluto olvido. Sin embargo, parece que más allá del Atlántico se están enterando de que el olor a podrido ya empieza a salir a la calle, a notarse.

¡Oh, No! Es una banda que se formó en alguna cochera de Tallahasee (¿?), y llegué a su Bandcamp porque la cantidad de escuchas que había tenido en su primera semana era impresionante.  A ver, ¿qué será esto?. Y de repente, puñetazo en las costillas. De improviso. No Sleep comienza rabioso, cargado, con una mala hostia que se siente; un corte de dos minutos que te deja sin aliento, que va como un cuchillo, sin frenos y directo.

¡Madre mía! ¿Pero esto qué es? Una demo que suena a veces a Replacements, a los Stooges, a Buzzcocks… a muchos buenos grupos, pero sobre todo, a tres animales que han aprendido a tocar con mucha rabia, sin gilipolleces: Heavy es un tema que suena salvaje, sin concesiones, y Give it Away es una himno, una delicia que bien podría haber resaltado en el primer disco de Broncho.

En definitiva, hay algo que se está moviendo fuera de aquí, y sabe a Rock and Roll, a Punk, y sobre todo, a rabia. Rabia comprimida en 2 minutos, ¡Oh, No! lo saben.

  • Y a ti, ¿qué te parecen Oh, No!?

Contenidos similares: