Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

3
14887
Muse en 2013

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00’s, pero Muse fue capaz de conseguirlo. Estamos hablando de un grupo inglés eminentemente progresivo que fue definido como indie y que ayudó a entender la magnitud del género que estaba empezando a cobrar fama real. Su música de carácter pesado y con una agresividad poco apropiadas para llegar a ser una música apreciada por el gran público conquistó la confianza de las discográficas con el talento musical de sus componentes.

6. ‘The 2nd Law’ (Helium 3/Warner, 2012)

Todos sabíamos que el camino de Muse iba a pasar por el constante cambio, negarlo es pensar que los británicos se conformarían con una fórmula que asegurara el éxito que ya tenían más que trabajada tras pasar por varias fases muy distintas. Pero en la música los cambios no siempre son afortunados, especialmente cuando las mezclas que se hacen son de ofrecer la dureza de Muse con los arreglos orquestados de Queen o la voz pop de Chris o el carácter de U2. No se pueden juntar elementos tan dispares sin provocar uno de los mayores patinazos musicales de los últimos años.

5. ‘The Resistance’ (Helium 3/Warner, 2009)

La última etapa del trío continúa con la experimentación de la banda, pero en una vertiente más clásica, más inofensiva. Cambiar su influencia acusada de pianistas románticos, que evocaban la rabia, la tragedia y el dolor, por algo más aterciopelado chirría aunque se haga midiendo perfectamente la calidad sonora. El largo abre de forma revolucionaria con ‘Uprising’, ofrece cortes más extraños como ‘United Estates of Eurasia’ y cierra con el trío de ‘Exogenesis’. No acaba de dar con la tecla el grupo con su nuevo estilo y echa por tierra los caminos abiertos por ‘Black Holes And Revelations‘.

4. ‘Showbiz’ (Mushroom, 1999)

El debut de la banda puso los puntos sobre las íes y acabó de dar forma al proyecto de los británicos que por aquel momento sólo defendía su idea con unos grandes EP’s de los que el largo hereda su sonido casero, directo y sincero. Más que nunca. Tras cinco años juntos, el largo es una mezcla de muchas de las cosas que después sería Muse. Más crudo, sin tantos arreglos y tanta experimentación sonora pero con las mismas intenciones nos presentaron ‘Sunburn’, ‘Muscle Museum’ (rescatada de un EP anterior) o ‘Uno’. Unas intenciones que acabarían de madurar en Origin Of Symmetry.

3. ‘Absolution’ (A&E, 2003)

Si pudiera separar la discografía de Muse para explicarla lo haría en tres partes. Una comprendería ‘Showbiz’ y ‘Origin Of Symmetry’, otra ‘Absolution’ y ‘Black Holes’, y por último los dos más recientes. La historia se repite en Muse y normalmente sus discos pares son la evolución definitiva de sus pretensiones en los impares. De esta forma, con ‘Absolution‘ abrieron las puertas a una experimentación ya no tan propia del rock progresivo sino una gran mezcla con la electrónica de ambientes, conservando el carácter pesado. Su compromiso social siempre ha sido un poco extraño, como el del freak que para explicarlo todo sólo entiende de enrevesadas conspiraciones. En este disco nos regalan canciones como ‘Time Is Running Out’, ‘Sing For Absolution’ o ‘Hysteria’.

2. ‘Black Holes And Revelations’ (Helium 3, 2006)

Tras ‘Absolution’, los coqueteos de Muse con la experimentación electrónica y sobre todo la épica más pura tocaron techo. Si bien su sonido se siguió perfeccionando aunque en la dirección equivocada, ‘Black Holes And Revelations’ nos trae la intensidad de ‘Starlight’ y la épica de ‘Invincible’ o ‘Knights Of Cydonia’, canciones que sentarían las bases de sus últimos trabajos y junto con grupos como Arcade Fire han redefinido la épica musical para las nuevas bandas. Tras este trabajo comenzaron su despegue hacia el público de masas, que a pesar de ser carente de la cantidad de hits que tenía ‘Absolution’, presentaba una idea más cerrada y sólida.

1. ‘Origin Of Symmetry’ (Taste Media/Mushroom, 2001)

El segundo largo de los británicos te deja sin aliento de principio a final. Este rock tan poco habitual en la escena de los primeros 00’s atonta a todo el mundo que le da una oportunidad a estas guitarras aceleradas, a este disco que te llena de tensión y de ganas de explotar. No sólo las archiconocidas ‘Plug in Baby’ y ‘Feeling Good’ son las bazas de este grandioso trabajo: ‘New Born’, ‘Bliss’ o ‘Citizen Erased’ completan sus poderosas credenciales.

El talento sobrenatural de Mathew Bellamy con todos los instrumentos sobre los que posa la mano no dejó lugar a canciones pop cantadas por Chris que hagan tambalearse la personalidad del grupo, ni a experimentar fallidamente con una nueva personalidad de terciopelo. Son varias las caras de Muse que puede elegir cada uno como su favorita. Yo desde luego los prefería con espinas.

  • Rafa Dom

    the 2nd land?? no me jodas man…

  • Antonia Lavado Torres

    The 2nd Land???!! Pero si no sabes ni el nombre del disco!!! Se llama The 2nd Law!! Y si dices que es el peor disco de Muse mejor no seguir leyendo tu artículo porque está claro que no tienes ni idea

  • david

    El mejor para mí y favorito es Absolution.
    Luego Origin.
    Mi segundo disco favorito es The 2nd Law.
    Ahora, me gustaría saber dónde colocáis el disco Drones. No tiene ni pies ni cabeza. Solo tiene tres buenas canciones, The Handler, Globalist y Aftermath.
    Por tanto me alegro que Law ya no esté en el último puesto. Jaja