R.I.P. Amy

La cantante británica ha sido encontrada muerta en su casa de Camden, Londres a los 27 años de edad. La policía aún no ha revelado detalles relativos a la causa de la muerte. Según el informe, una persona llamó a los servicios sanitarios, pero cuando llegaron las ambulancias Winehouse ya había fallecido.

La artista, conocida por sus flirteos con las drogas y el alcohol, acababa de comenzar su gira por Europa, en la cual demostró que continuaba con problemas de salud. Con un ascenso vertiginoso a la fama, con tan solo dos álbumes como su legado, Frank (2003) y Back to Black (2006), el cual la catapultó al estrellato, su interés musical decreció rápidamente frente al morbo que despertaba toda la polémica sobre sus diferentes problemas de adicción. Entrando y saliendo en varias ocasiones de hospitales, su carrera musical se precipitaba cuesta abajo, cancelando varios conciertos y cuando no estando desde luego muy por debajo del listón que un público se merece, con lamentables espectáculos que dejaban totalmente de lado a lo que música se refiere.

Para bien o para mal, por unos motivos u otros, Amy Winehouse se convirtió en un icono de nuestra época. Uniéndose a la larga lista de músicos que nos abandonan a los 27 años, aunque más Doherty que Morrison o Hendrix, aclamada por crítica y público allá por la aparición de su single “Rehab”, la británica recibió varios premios importantes como los Brit Awards, varios MTV o logrando récords históricos en los premios Grammy, época en la que sus conciertos no tenían nada que ver con sus últimas actuaciones, como este pasado 18 de junio en Belgrado, donde la inglesa no podía ni mantenerse en pie delante del micrófono, y menos aún cantar decentemente, aunque no es la primera vez que esto le sucede y a pesar de que al inicio de la gira se alabase su buen estado de forma.

Si bien Winehouse ha sido y será siempre más un producto de marketing y prensa rosa que de auténtico talento musical, y seguramente se tratará de mitificar al personaje tras su muerte y promocionar una producción musical sobrevalorada al igual que se hizo tras el lanzamiento de Back to Black, también hay que señalar que sucumbió a un problema con las drogas que sesgó definitivamente lo que seguramente habría sido una prospera carrera musical.

Contenidos similares: