Esa lengua que nos hace sentir escalofríos, esa que nos provoca espasmos, la que hace que lleguemos a ese punto de éxtasis irrevocable en el que muchos dicen haber visto a Dios. Esa lengua no es ni será nunca la de Miley Cyrus, la inocente niña disney no deja de sacarla, estaría bien que alguien se la cortase. Todo ese contenido sexual de sus actuaciones resulta castrante, a nadie le pone esa actitud bizarra que acompaña a la cantante en cada vídeo y en cada concierto. Desgraciadamente Miley Cyrus ha marcado el final del erotismo en la música.

Porque durante años nos lo hemos pasado muy bien. Hacemos un repaso por algunas de las mejores canciones de alto contenido sexual que alguna vez han empapado nuestra entrepierna o nos han provocado esa típica carcajada nerviosa.

Chuck Berry – My Ding-A-Ling

En esta canción el genio del rock and roll hace una maravillosa referencia a “su cosita”. Berry juega divertido con varias rimas sobre su miembro y la gente corea la letra y tú no la podrás escuchar sin una sonrisa pícara.

Serge Gainsbourg – Je t’aime… moi non plus

Esta es la canción sexual por excelencia, la canta con Jane Birkin, la que sería su pareja mucho tiempo, pero antes lo hizo con Brigitte Bardot. Ésta última se enfadó porque pensaba que la canción solo sería para ellos. Sin embargo, todos somos testigos de los orgasmos de la actriz.

France Gall – Les Sucettes

Esta canción compuesta por Serge Gainsbourg tiene una clara referencia a las felaciones y a la opinión que Gainsbourg tenía sobre las chicas jóvenes de la nueva generación pop. France Gall la cantaría por medio mundo sin darse cuenta del doble significado.

Prince – Little Red Corvette

La letra narra una aventura entre un hombre y una mujer donde el hombre no tiene mucha experiencia con el sexo. Las metáforas automovilísticas o el término ‘Little Red Corvette’ (que hace referencia al clítoris) no tienen desperdicio.

Madonna – Erotica

La reina del pop siempre ha tenido un alto contenido erótico en su sola presencia, pero con ‘Erotica’ y aquel libro (artístico) sobre sexo titulado ‘The SEX BOOK’ Madonna levantó ampollas. Sus conciertos más subidos de tono pertenecen a esta época, 1992. A partir de ahí todo fue cuesta abajo. 

Jimmy Hendrix – Foxy Lady

Dicen que  las dotes de Jimmy Hendrix para la guitarra eran las mismas que para la cama. Esta canción es un puro orgasmo auditivo y sensitivo. Lo necesario para tener una buena sesión de onanismo.

Prince – Orgasm

Prince tenía que aparecer de nuevo en esta lista.  Y lo hace con esta canción de 1994 da exactamente lo que promete, un orgasmo. La sexualidad y el atractivo del músico estallan en esta recreación de un polvo muy sensual. ¿He dicho recreación?

Britney Spears – I’m a Slave 4 U[

Britney Spears es la que inició la caída del erotismo en la música. Esos versos que dicen “toma esto, toma esto, toma esto” en un tono parecido al de Quagmire en ‘Padre de Familia’ recrean un erotismo zafio que acabó por consumir a la que iba a ser la reina del pop. Pero aún así, el juego seguía siendo divertido.

Contenidos similares: