Internet ha influido decisivamente en la manera de consumir música en la actualidad. ¿Cómo se puede consumir música?: Desde un soporte físico (ya sea CD, DVD, vinilo, casete o VHS), desde un aparato que la tenga en su memoria y pueda reproducirla (reproductores de mp3, memorias o discos duros, etc.) o en directo. La primera y la última de esta breve lista son las que predominaban desde los comienzos de la industria hasta hace unos cuantos años y con las que las discográficas se han acostumbrado a trabajar; pero la red ha cambiado la forma de pensar de los consumidores.

A través de las redes sociales el público puede escuchar y ponerse en contacto con una infinidad de bandas, unas más conocidas y otras menos, y muchas de ellas de una calidad musical enorme. Internet ha eliminado en algunos casos los intermediarios, un ejemplo claro es que podemos crear un producto musical hoy, subirlo a la web inmediatamente y alguien al día siguiente puede estar bajándoselo y disfrutándolo en otra esquina del mundo. Sucede entonces que grupos de música que no son promocionados en ningún medio habitual como pueda ser la radio o la televisión, llenan salas porque resultan cercanos al público que puede escuchar sus canciones por internet aunque el grupo ni siquiera tenga un disco en el mercado.

¿Estamos ante la revolución de la industria musical? Lo que sabemos gracias a un reportaje magnífico de la cadena Cuatro (del cual tenéis un link al final) es que los sellos independientes que están escalando puestos están realizando una apuesta muy fuerte por las redes sociales, los programas o páginas web de tipo streaming (Spotify, Grooveshark) y la descarga directa (no gratuita). El futuro para los sellos discográficos y para los propios artistas reside en adaptarse a las exigencias, que no sugerencias, de la evolución del mercado de la música.

Reportaje de la cadena Cuatro (con la música a otra parte), aqui

Artículo de HABLATUMUSICA sobre streaming:

Te contamos qué es Grooveshark

Una nueva realidad Streaming

F.Naval

Contenidos similares: