La época dorada de las discográficas abarca la década de los ochenta. ¿Por qué? Pues porque entre 1980 y 1990 se inventó el cd, el gran invento, el sustituto del vinilo, mucho más duro, irrompible decían en aquellos anuncios de filtro casposo. Y a parte de todas esas ventajas para el usuario, el compact disc se convirtió en un filón para la industria discográfica, un filón económico, claro. En esos años y los primeros 90’ el marketing convencía astutamente a la gente para comprar las colecciones de discos de nuevo formato, mejor, sí, y más caro también. Había nacido el maravilloso universo de las reediciones.

Si imaginamos una figura antropomorfa para el objeto, para el cd, éste sería un viejo con cara de político rancio y maneras de vendedor ambulante que todavía, a pesar de todos los cambios que ha sufrido la industria, sigue en plena salud mental. Pues este viejo cada navidad lanza cientos de box sets de bandas viejas y nuevas, colecciones de singles, discografías enteras, caras B. Este sistema sacacuartos es la extensión lógica de esa reedición que en algún momento tuvo que parar por la consolidación del formato.

¿Y cómo responden los fans? Bien, compran, consumen. Sí, pero cada vez menos. Aun así el negocio de los Box Set navideños sigue en auge. Porque aunque se compren menos, cada vez son más caros. Un ejemplo claro de los últimos años fue un Box Set de The Smiths formado por todos los álbumes y singles en vinilo de la banda por unos 250 euros. En su lanzamiento sólo vendieron 7.000 copias, pero dio igual porque la suma fue de 1.750.000 euros, vamos, que si las ventas van regular no pasa nada porque el precio se infla y punto. Hoy este Box Set cuesta en el fnac 190 euros.

invasion-navidena-box-set

Es rentable pero es necesario. Absolutamente no. Todos consumimos pero este es uno de los ejemplos que marcan la línea hasta la que puede llegar una industria para sacar dinero. El capitalismo mola hasta que se ríen de uno. El vinilo está de moda, dicen. Y lo dicen sin ser verdad del todo porque sólo copa el 0,6% de la venta de discos en Reino Unido según un artículo de The Guardian. Sin embargo, como inflan el precio y los venden por el triple el resultado en cifras abulta bastante más.

Pero sin duda el momento perfecto para embaucar a los fans es Navidad. Ahora comienza la época de la nieve, de las buenas personas, de ‘Love Actually’ (2003), de los mendigos con gorros de Papá Noel y de los regalos. Y qué mejor regalo que un Box Set. Las babas corren por el ‘Random Access Memories’ (Columbia, 2013) que sacará Daft Punk, una caja que lleva el disco en doble vinilo de 180 gramos, un libro de 56 páginas y un maxisingle especial de 10 pulgadas con una entrevista a Giorgio Moroder, a parte de posters, imágenes… o con la colección completa de álbumes de Bob Dylan con 47 discos y un libro de tapa gorda con notas de Bill Flanagan y Clinton Heylin y un cd con rarezas… ¡COMPRAD COMPRAD, MALDITOS!

Contenidos similares: