La Sala Rockitchen, obligada a cerrar sus puertas

1
1019

Como viene siendo una perjudicial costumbre en la capital, otra sala madrileña se ve forzada a echar el cierre. Esta vez el turno es de la sala Rockitchen, una aún joven sala que llegaba escasamente a los dos años de trayectoria brindando directos a una ciudad sedienta de espectáculo y cultura.

En Hablatumúsica hemos podido hablar con Miki Camacho, responsable de programación de la sala y un referente en la menguante escena de directos que podemos disfrutar. Su anterior trabajo como programador de salas como Joy Eslava, Heineken o Kapital -la cual también se ha visto obligada a cesar su programación de conciertos-, le otorga una visión única sobre la situación en desarrollo de maltrato que están sufriendo nuestras salas, lo cual le ha dejado únicamente como responsable de los conciertos en el Teatro Apolo.

Como nos comentaba, la sala ha sufrido diversas denuncias por parte de vecinos de la zona debido a la costumbre de su público de salir a las calles circundantes para fumar y beber. Una queja en mayor o menor medida comprensible, pero en absoluto responsabilidad de una sala. Nadie interpone una denuncia al rector de la Facultad de Derecho porque sus alumnos beban en sus puertas, en todo caso serían “víctimas” -una palabra, quizás, un poco fuerte para tal caso-, al igual que lo es aquí la sala de conciertos.

A través de una carta del Ayuntamiento de Madrid se les ha comunicado que, debido a la cantidad de denuncias, se les impone un cierre temporal de tres meses como sanción. Llegados a este punto, la dirección de la sala ha decidido cesar su actividad como sala de conciertos incluso después de la reapertura, “acuciada y hastiada de tanta persecución” como podemos ver en su comunicado.

La indiferencia de nuestros representantes hacia nuestra y su (que no lo olviden) cultura empuja a una antaño bullente escena musical hacia un precipicio que será difícilmente reparable y, como nos comentaba resignado Miki Camacho: “¿para qué volver? pasaría lo mismo de nuevo”.

Así decía adiós la Rockitchen, una esquela inmerecida en la que si se despiden, lo hacen luchando:

COMUNICADO ROCKITCHEN
Como viene siendo ya continuado en Madrid, las noticias sobre cierre de espacios culturales, están a la orden del dia. 
En esta ocasión le ha tocado a la sala de conciertos ROCKITCHEN, nuestra sala y vuestra sala, que ha recibido la bonita noticia de cierre por tres meses , tras repetidas denuncias vecinales por el simple hecho de ver gente joven en la calle disfrutando y obedeciendo las leyes antitabaco impuestas por la clase política y usando los “licitos” y “consentidos” comercios que venden alcohol para consumo en la calle por la noche……
A consecuencia de esto, la dirección de la sala, acuciada y hastiada de tanta persecución, ha decidido no realizar NUNCA MAS ningún concierto en ese recinto ni aun después de la reapertura tras la sanción, por lo que el equipo de producción, programación, técnicos, seguridad, camareros y demás personal, y por ende, hijos, esposas, etc … pasamos a formar parte de la gran marea de desocupados sin ingresos que baña este país….. quizás montemos un negocio donde no nos persigan, como una tienda de frutos secos o algo asi….
Por todo esto, todos los conciertos que teníamos programados en nuestra sala, se trasladan a otras salas similares (apoyadlas…por favor!!) para que, ya que nos quitan espacios, no nos quiten las ganas ni las oportunidades de disfrutar de nuestra pasión, LA MUSICA EN VIVO!

(Para ver los traslados de conciertos dirigíos a su página en facebook).