¿Qué pinta Metallica en Glastonbury?

La confirmación de la banda estadounidense como cabeza de cartel ha traído un nuevo debate sobre la relación de los festivales con los géneros musicales.

2
James Hetfield cantando en directo con luces verdes

U2, Robbie Williams, Lady Gaga, Jay-Z, Tony Bennett, David Guetta, Tom Jones, Kylie Minogue, Status QuoLucinda Williams, Beyoncé… todos ellos tienen algo en común: han sido confirmados en alguna ocasión por Glastonbury. Para esta edición, los responsables del festival han confirmado la actuación de Metallica. La formación legendaria de trashmetal visitará los aledaños de Somerset (Inglaterra) como uno de los cabezas de cartel entre alguna que otra crítica. ¿Qué hace una banda como la tuya en un sitio como este?

El festival iniciado hace más de 40 años tuvo un origen en la cultura hippie. Gratuito, mimetizado con la naturaleza y con la llamada cultura hippie, el pop y el rock and roll marcaron los primeros años de una cita que terminó por convertirse en masiva y de pago. Como consecuencia del cambio de los tiempos, de la evolución de la música, las marcas y gustos, el festival musical por excelencia siempre ha tendido a llevar a artistas mainstream alejados de los escenarios entre los que habitan el resto de bandas de la programación, lo que podríamos considerar indie.

Lee también: Metallica | Master of Puppets

Para este 2014, la pieza del rompecabezas de nombres es Metallica, una formación que no deberíamos considerar entre esa cartera de artistas masivos -aunque han vendido cien millones de álbumes- pero que practica un género que no entra dentro de los parámetros más clásicos del evento. Alex Turner, quizá el hombre con más estatus musical para la generación de la música británica actual, ha declarado que “no le cuadra” ver a los de James Hetfield encabezando el festival junto a Arcade Fire y Kasabian. El líder de Arctic Monkeys ha apelado al espíritu hippie de la cita, en contraste con el trash de Metallica.

[inlinetweet prefix=”” tweeter=”” suffix=””]¿Qué bandas mantienen ese espíritu del que habla Turner?[/inlinetweet] En 2008 y 2011 Jay-Z y Beyoncé de modo respectivo se convirtieron en cabezas de cartel de Glastonbury. Dos nombres aún más alejados si cabe de este espíritu en el que se quiere creer que aún vive el festival. Si el festival ha decidido explorar nuevos caminos musicales no marcados estrictamente por los géneros que le han marcado durante décadas, pocas bandas pueden estar a la altura de Metallica. Puede que ‘Death Magnetic’ (Warner, 2008) y especialmente ‘St. Anger’ (Elektra, 2003) no cumplisesen con las expectativas atribuidas pero cualquiera desearía tener su discografía.

En un mundo en el que todo se ha comercializado, los eventos musicales se han convertido en esa masa que mezcla géneros. Aquí asistimos a la transformación del FIB: donde la I pasó de independiente a internacional y con ella vinieron Jessie J, Ed Sheeran, Julieta Venegas o David Guetta. Glastonbury, como otros tantos eventos, bandas o sellos dentro de la música, quieren seguir viviendo de lo que un día fueron, no de lo que hoy representan. Ojalá todos los experimentos fueran Metallica.