El fracaso de Miley Cyrus

La baja entrada del concierto de la estadounidense en Madrid deja un lugar a la esperanza musical.

3
3437
Miley Cyrus en concierto con billetes en el aire
[TS-VCSC-Spacer height=”31″][td_block3 category_id=”23″ limit=”4″ offset=”1″ custom_title=”+ LVD” ajax_pagination=”load_more”]

Mientras la televisión mostraba el milagro mexicano del Memo Ochoa, portero con look de aerobic ante una Brasil que poco tiene de toque y de magia, Miley Cyrus ofrecía su concierto en Madrid dentro de la gira europea que también le llevó a Barcelona y a enseñar la Ikurriña -bandera del País Vasco- en un alarde de provocación que se convirtió en fallo épico.

El hecho a juzgar es que Cyrus, con sus enanos, sus peluches, sus apologías prohibidas y su obsesión por afirmarse a cada momento que está lejos de aquella Hannah Montana entre escándalos blandos y mucha mercadotecnia, no llegó a media entrada en la capital. Un pequeño triunfo madrileño para una ciudad derrotada y abducida por cambios de reinado que firman que todo siga igual.

Lee también: Cómo fabricar tu estrella del pop

Miley no funcionó en el Palacio de los Deportes. Quizá fueron los 50 euros por barba, quizá un martes, quizá las ganas de pensar que algo está cambiando en todo esto. Porque hay que pensar que todo lo que intenta ofrecer la cantante ya se ha vendido en otros puestos. Miley, con todas sus acciones que van de la banalización del sexo a la apología de las drogas, sigue siendo un producto Disney, una estrella del pop sin Música, cosa ya vista no hace tanto tiempo.

Si de algo se ha hablado en las crónicas posteriores es de todo el show montado. Mucho baile, cara tecnología punta en favor de la provocación barata, de sus vestidos. De lo poco que podemos sacar en claro aquellos que no acudimos es de la poca importancia que tuvo en todo esto la música de la de Nashville.



Porque el palacio madrileño no estaba medio lleno si no más bien medio vacío. Un éxito que no llenase. Así me atrevo a imaginar que la gente está cambiando, que en sus gustos no intervienen escándalos, provocaciones ni artistas de postín. Y sí, ayuda a dormir mejor pensar que en la Música hace falta algo más que montar un circo para convertirse en una estrella reconocida.

  • Anahí

    Me gustaría que vuelvan a escribir el artículo, sacándole la mala leche y las palabras ofensivas. No me gusta Miley ni escucho su música, pero tienen mucha mala leche con todos los artistas que llaman “comerciales”.
    Digo… SI TANTO LES MOLESTA LA MÚSICA COMERCIAL, EN VEZ DE BARDEAR A ESOS ARTISTAS, ¿POR QUÉ NO PUBLICITAN Y PROMOCIONAN LO QUE USTEDES CREEN QUE ES BUENA MÚSICA Y LISTO? Respuesta: porque son gente mala leche, negativos y aburridos.

    • Arturo Vega

      porque son artículos de crítica