Hawaiian Gremlins: en algún baño de México D.F.

Pop playero y ritmos contagiosos para uno de los nuevos grandes nombres de la música azteka.

0
717
Hawaiian Gremlins posando delante de bambú.
[td_block3 category_id=”15″ limit=”4″ offset=”1″ custom_title=”+ DCV” ajax_pagination=”load_more” header_color=”#dd3333″]

[dropcap type=”1″]F[/dropcap]in de semana de cabeza rota por la resaca. Puedes combatirlo bebiendo otra cerveza que acaba calentándose mientras la televisión enchufa otra vez Jumanji. Aquellos monos subidos a la moto policial parecían más reales en el 95′. Puedes perder el tiempo o puedes montar una banda. Así lo hicieron tres chavales de México D.F., se llaman Hawaiian Gremlins y son el grupo que vas a querer escuchar en tus gloriosas resacas.

Lo que empezó por pura diversión de sentir la Música fluyendo ha terminado por convertirse en una propuesta seria, un digno chute de emociones surferas que buscan un verano en el que clavarse en tus oídos. Bajo un sonido de baja fidelidad, los mexicanos han creado un pequeño monstruo de camisa de flores que resulta amable sin ser pegajoso.

El trío mexicano encontró en la biblia Johnny Marr un camino sonoro que seguir. Guitarras cálidas, pop playero, los ochenta, desazón, voz acuática. La música de Hawaiian Gremlins se humedece como el vaho de una ducha ardiente. Pop de baño, como ellos se definen.

Al poco tiempo de formarse, los de D.F. se metieron en algún cuarto y parieron su debut, el EP ‘Teenage Ways’ (RVRB, 2013) que comenzó a crecer en escuchas y que demostraba la claridad de las ideas del trío. Guitarras con el aroma de Diiv presagiaban en temas como ‘Mogwai Love’ una clase que ha terminado de confirmarse con ‘Girls’ (Sicario, 2014), un nuevo EP adictivo con el que dar la bienvenida al solo desear su regreso.