La alfombra roja de los Grammy 2014

2
1941

Yaiza Soto y Sheila Martín

Los Grammy, como tantas otras galas de premios musicales, han degenerado en una competición en la que el número de ventas es lo que determina quién se alza con la victoria. Muestra de ello fueron algunos de los galardones que se entregaron en la madrugada del lunes, que ridiculizan más que alaban a la música. ¿Qué credibilidad tienen unos premios que reconocen la de Imagine Dragons como mejor actuación de rock o ‘Unorthodox Jukebox’ (Atlantic, 2012) de Bruno Mars como mejor álbum pop vocal?

Por no hablar de las actuaciones forzadas que rebuscan el espectáculo en la unión de artistas que no se dirigen la palabra. Lo que comenzó como un homenaje a la industria musical se ha convertido en un circo con más payasos de la cuenta al que sólo le faltó la puesta en escena de Miley Cyrus llamando la atención; pero esto no es MTV, aunque poco le queda. Hemos llegado a un punto en el que se le da más importancia a la alfombra roja, cuya emisión esta vez duró cuatro horas, que al reparto de premios en sí. Para cuando esto no sea más que un desfile de moda, que no os pille desprevenidos:

PEORES

Katy Perry
Katy Perry
5. Steven Tyler

El líder de Aerosmith se presentó con un traje de blanco impoluto, una pajarita gris y los zapatos más horteras de todo el mercadillo. Farruquito le habría invitado a su boda en el mismo momento en que se descamisó para entregar el premio al “Disco del Año“.

4. Pharrell Williams

El rapero se sobró en chulería y en talla de sombrero, que recuperó de su viejo disfraz de policía canadiense y combinó con chaqueta de chándal y pantalón vaquero. El desproporcionado sombrero causó tanto impacto que ya dispone de cuenta de twitter propia y más de 15.000 seguidores: @pharrellhat.

3. Beyoncé

El vestido que lució la cantante en la alfombra roja, un diseño de Michael Costello Couture, bien podría servir para cubrir una mesa camilla a modo de tapete de ganchillo. El modelo, que podía haberlo tejido nuestra abuela, lo cambió para su actuación por un body negro más acertado.

2. Katy Perry

Con su vestido de la colección Alta Costura Primavera-Verano 2014 de Valentino, la californiana quiso dar la nota literalmente. El excesivo vuelo de la falda de tul se decoraba con notas musicales que no hacían más que ridiculizarlo, convirtiéndose en uno de los peores modelos en pasar por la alfombra roja.

1. Vampire Weekend

Unos dan que hablar por su excentricidad y otros por su sobriedad. La banda de Nueva York no fue más allá de su armario para elegir el modelo de la noche. Con chaquetas, vaqueros e incluso las gafas de sol sujetas al jersey se subieron a recibir el Grammy al “Mejor álbum de música alternativa“, como Pedro por su casa.

alfombra-roja-grammy-2014-vampire
Vampire Weekend

MEJORES

Lorde
Lorde
5. Kelly Osbourne

La hija del cantante de Black Sabbath nunca ha sido la elegancia en persona. Sin embargo, nos sorprendió en la gala con la elección de su vestido negro con detalles en las hombreras, que encajaba a la perfección con el color de su pelo. Poco a poco, Kelly, poco a poco.

4. Daft Punk

El dúo francés, una de las actuaciones más esperadas de la noche, se presentaba en la alfombra roja con un elegante esmoquin y sus ya característicos cascos. Modelo que cambiaron para interpretar ‘Get Lucky’ por un atuendo blanco de arriba abajo, aunque lo de interpretar es una forma de hablar, porque sus robóticas manos parecían no moverse.

3. Madonna e hijo

La reina del pop se uniformó con su hijo para la ocasión. Vistiendo traje negro con corbata, sombrero y bastón al más puro estilo gangsters, ambos interpretaban a la perfección su papel. Un estilo que Madonna no supo conjuntar con sus fundas dentales doradas.

2. Ringo Starr

El que fuese batería de Los Beatles, se unía el pasado lunes a Paul McCartney para interpretar ‘Queenie Eye’ y regalar un reencuentro emotivo. Para ello Starr vistió como la ocasión merecía, americana negra glitter y corbata con estrellas rojas se convirtió en el más elegante de la noche. Para rematar, unas gafas de sol que podían perdonarse hasta en interior.

1. Lorde

Como era de esperar, la neozelandesa arrasó con sus galardones convirtiéndose en una de las protagonistas. Tal y como adelantábamos en los mejores vestidos de 2013, Lorde ha seguido con su buen gusto a la hora de vestir. Para su actuación eligió un pantalón negro de tiro alto que acompañó con una sencilla camisa blanca, un pelo bastante desastroso y sus dedos manchados de pintura que marcaron el compás de sus bailes convulsionados. Esto es sólo el inicio de su carrera.

Daft Punk
Daft Punk