Hace unos días pudimos disfrutar en streaming del nuevo disco de Lykke Li, ‘I Never Learn’ (LL, 2014), ya a la venta de la mano de LL Recordings. El disco, según declaraciones de la propia artista, ha sido creado como cierre de la trilogía que comenzó con su debutYouth Novel’ (LL, 2008) y siguió con Wounded Rhymes (LL, 2011).

[TS-VCSC-Divider divider_type=”ts-divider-two” divider_text_position=”center” divider_text_border=”#eeeeee” divider_image_position=”center” divider_image_border=”#eeeeee” divider_icon_position=”center” divider_icon_color=”#cccccc” divider_icon_border=”#eeeeee” divider_border_type=”solid” divider_border_thick=”1″ divider_border_color=”#eeeeee” margin_top=”20″ margin_bottom=”20″]

Parece que 2014 se ha convertido en el año clave de la cantante: ha estrenado su faceta como actriz en la película ‘Tommy’ (2013), del director sueco Tarik Saleh y su vena más artística como diseñadora de una colección cápsula para & Other Stories, marca sueca que ha llegado recientemente a las principales ciudades de Europa como nueva propuesta perteneciente al gigante H&M.

La marca sueca -que ya cuenta con una flagship store en Barcelona y otra en Málaga- apuesta por ropa dirigida a una mujer urbana que se mueve entre el estilo masculino y el chic más femenino, algo con lo que se identifica totalmente la cantante. La colección que presentará Lykke Li se llama ‘Colab’ y se forjó cuando preparaba su gira –que pasará por España el 14 de junio en el Sónar de Barcelona– y Behnaz Aram le propuso crear una colección para un tour perfecto. Incluye zapatos, bolsos, joyería y accesorios a su imagen y semejanza.

“Quiero sentirme con fuerza desde el momento en que entro en el autobús del tour por la mañana, viendo salir el sol en París o sintiendo mi corazón latir en los escenarios de NYC. ‘& Other Stories’ me dio la libertad de crear mis aliados para esas sensaciones. Esta colección es mi bolsa salvavidas, con mi uniforme diario, hasta que muera”, describe la artista.

[TS-VCSC-Lightbox-Gallery content_images=”53170,53171,53172,53173,53174″ content_images_titles=”Lykke Li con una pamela,Lykke Li con blusa y pantalón negro,Lykke Li con collares y camisa blanca,Lykke Li con gafas de sol,Lykke Li con un vestido negro” data_grid_breaks=”240,480,720,960″ data_grid_space=”2″ data_grid_order=”false” lightbox_pageload=”false” thumbnail_position=”bottom” thumbnail_height=”100″ lightbox_effect=”random” lightbox_autoplay=”false” lightbox_speed=”5000″ lightbox_backlight=”auto” lightbox_backlight_color=”#ffffff” lightbox_social=”true” margin_top=”0″ margin_bottom=”25″]

El estilo de la joven sueca es tan ecléctico y personal como sus canciones. Tal vez por la influencia de los sitios tan diversos en los que ha vivido (Estocolmo, Nueva York, Nepal o Portugal, entre otros) o por las diferentes culturas que ha conocido. “Soy una nómada y he viajado durante toda mi vida, luego mis necesidades estilísticas se han ido perfilando por pura necesidad. Necesito viajar ligero pero a la vez tener ropa potente, no existe espacio para encajes o muchos colores. ¡Calidad por encima de todo!”, afirma. Poco a poco se ha creado un estilo propio que ahora la define y diferencia del resto de artistas del panorama musical actual.

Lykke Li cuenta con una estética alternativa basada en looks minimal que se alejan de la paleta de colores más llamativos, dejando el protagonismo absoluto al negro. La clave de sus look son los complementos; gafas de sol, sombreros o manos repletas de anillos enormes que colecciona de todos los lugares del mundo, pero nunca de oro, como contaba hace tiempo a The Independent. Es en estos detalles en los que encuentra su punto más personal, siempre rodeado de un halo único y místico, algo muy común en la escena nórdica.

Eyeliner negro, cuero negro y vestidos asimétricos completan su estilo cómodo pero sofisticado. Posee una sensibilidad especial y una mirada inquietante que se refleja en su estilo a la hora de vestir, sin grandes cambios desde que en 2008 se colocase entre los grandes del pop sueco.

En la portada de su último álbum, ‘I Never Learn’que fue desgranando poco a poco, podemos verla posando en actitud de santa con un velo y una cazadora de cuero, una mezcla muy radical que surgió de la búsqueda de algo icónico que representase el alma de las nueve canciones que componen el disco.

“Me gustan las fotos de agricultores y mineros de ‘In the American West’, el libro de Richard Avedon. Me gusta cuando veo a una señora de París o Nueva York con un impecable abrigo de Céline que compró en los 50′ y que sigue llevando. También la escritora Joan Didion me parece fantástica, tan solo con un jersey de cachemira y su agudeza mental. No hay nada más atractivo que eso”, responde segura a H&M Life cuando le preguntan por sus iconos de estilo.

Lo que tenemos claro es que la estética escandinava de Lykke Li nos encanta, nadie sabe jugar con las texturas y volúmenes como ella y combinar el eyeliner negro con una coleta bien tensa y una cazadora de cuero. Un diez.

Contenidos similares: