‘Jane Birkin y Serge Gainsbourg’: Felaciones, orgasmos y ‘chanson française’

El álbum de la mítica ‘Je t’aime…moi non plus’ cumple 45 años.

1
2404

Html code here! Replace this with any non empty text and that's it.

Serge Gainsbourg era un provocador, una especie de discípulo del diablo, un artista desafiante, dandi, bohemio y desaliñado que escupía versos rompedores sobre sexo, sobre la revolución del amor, sobre lo prohibido… su poesía era incendiaria y terriblemente erótica. Un día conoció a Jane Birkin, se enamoró perdidamente de ella y comenzó a componer para esa voz femenina quebradiza e insinuante. De ahí nació uno de los grandes trabajos del francés, ‘Jane Birkin y Serge Gainsbourg’ (Fermata, 1968) que ahora cumple 45 años.

El gran seductor cuya fealdad no tenía límites

“Soy tan feo que quien me ve una vez no se olvida de mí”, dijo Gainsbourg en alguna ocasión. El francés de rostro incómodo y nariz inquebrantable sedujo a Brigitte Bardot por el placer único de seducir a un símbolo de la belleza y el erotismo. Los críticos se burlaban de sus orejas pero Serge, un joven judío nacido en París y tremendamente influenciado por la ‘chanson française’ de Boris Vian tenía más carisma que todos los músicos franceses de la época juntos.

El orgasmo más famoso de la historia de la música

Todo el mundo ha escuchado esa canción titulada ‘Je T’aime… Moi Non Plus’. El sexo reencarnado en corte musical. Una suave melodía en la que dos voces, la de Gainsbourg y la de Birkin, hacen el amor, se entrecruzan y se corren. Algunos dicen que el orgasmo de la canción no es simulado. Depende de lo morboso que sea cada uno.  Pero lo que sí es cierto es que el Vaticano y la radio española prohibieron esta canción. Una canción que fue inicialmente grabada por Brigitte Bardot, versión que no salió a la luz hasta 1986 por petición del mito erótico francés.

Aprende como hacer buen sexo oral con Serge Gainsbourg

La canción ’69 Anné Erotique’ es un símbolo de la liberación sexual, una especie de manual de instrucciones en el que el bueno de Serge nos enseña junto a la evocadora voz de Birkin cómo hacer un buen 69. Puedes imaginar a Jane y Serge intentándolo mientras nos lo explican mediante lascivas metáforas, pero es posible que no sea un buen momento de tener una erección.

Felaciones y piruletas

Los dobles sentidos de las canciones de Gainsbourg podrían a llegar a ser tan divertidos como malvados. Una de las canciones del álbum se titula ‘Les Sucettes’ que hace referencia a unas piruletas en forma de falo. Bueno, pues esta canción se la ofreció a France Gall, una joven cantante francesa de voz angelical y rostro tímido. El videoclip con la guapísima Gall chupando una piruleta con forma de calipo no tiene desperdicio.

El enfant terrible que se quebró por culpa del alcohol

Todas las historias de amor tienen un final. El de Gainsbourg y Birkin llegó tras 12 años de absoluta felicidad en los que eran la pareja más famosa de Europa. En esa década de amor, sexo y postales de felicidad familiar nació Charlotte Gainsbourg. Pero el alcohol destrozó a este sufridor violento y depresivo. ‘Jane Birkin y Serge Gainsbourg’ es el álbum que abrió las puertas a una década que marcó la vida de ambos seres.