Los discos de Arctic Monkeys: Del peor al mejor

3
Arctic Monkeys en 2012

Arctic Monkeys han inspirado a toda una generación a lo largo y ancho del mundo con una mirada refrescante sobre los ritmos y la sonoridad del nuevo siglo, y lo han hecho con su propio sello. No obstante, para conmemorar desde Hablatumúsica los 10 años de su nacimiento en 2002, vamos a hacer un repaso de su discografía y ordenar sus álbumes del peor al mejor, aunque cada uno tiene su propio valor, y todos son unos discos que, a su manera, han sido un paso más de Alex Turner y los suyos.

4. Favourite Worst Nightmare (Domino/Warner, 2007)

La descarada juventud del cuarteto de Sheffield llegó a su máxima expresión en ‘Favourite Worst Nightmare’, con canciones para el recuerdo como ‘Brianstorm’, ‘Teddy Picker’ o, sobre todo, ‘Fluorescent Adolescent’. Era un camino que les abría las puertas a muchas salas de fiesta, pero les cerraría otras a los reproductores de gente que esperaba algo más de los monos. No en vano, tras su publicación realizaron un prolongado parón para replantearse su futuro. Y es que, estaría mal recordar sus virtudes sin señalar algunos de sus defectos más clamorosos, como la falta de regularidad.

 3. Whatever People Say I Am… (Domino, 2006)

‘Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not’ abrió la caja de pandora, es cierto, pero cae hasta el tercer puesto simplemente porque hay dos discos mucho más redondos que esta obra, por muy buenos que fueran algunas de las canciones y el gran impacto que supuso su salida al mercado. No obstante, no merece menos, puesto que es el responsable directo de que muchos viéramos a los Arctic Monkeys más gamberros, más revolucionarios. Si no, preguntadle a los que llevaban esta música a todo trapo por las calles de Londres.

2. Humbug (Domino/Warner, 2009)

El golpe en la mesa de los de Sheffiled tiene nombre y apellidos y nació con ‘Humbug’. El cuarteto no querían seguir el camino que habían pensado para ellos. Explotar una fórmula exitosa no es para músicos de verdad, de esos que son inconformistas y se cansan de tocar las mismas canciones una y otra vez como si fueran monos de feria. Aquí sacaron el blues que tenían en las venas e hicieron un disco más pesado a lo que nos tenían acostumbrados, lo que creó malestar entre algunos de sus seguidores más acérrimos, pero también les ayudó a lanzar su disco más redondo hasta entonces. Ya no eran unos singlemakers. El juego se terminó.

1. Suck It And See (Domino/Warner/EMI, 2011)

Si con ‘Humbug’ se negaron a seguir los pasos que había destinados para ellos, con ‘Suck It and See’ pudieron decir abiertamente que no tenían nada que demostrar a nadie. Brick by Brick han llegado a la cima, y lo han hecho con una clase que sorprende en un grupo que todavía parece tener una insultante juventud que a muchos molesta. Alex Turner pasó en este disco de ser un malabarista de las sílabas a un poeta, un ejemplo muy ilustrativo de lo que ocurrió con el grupo al completo.

Sin cambios de formación, sin parones existenciales… se entregaron con paciencia a hilar un disco definitivo, sin la presión de alguien al que se le echa el tiempo encima. Y vaya si lo lograron. ¿Demasiadas baladas? Amigos, cerrad los ojos y entregaos a una creación sin peros ni engaños de ningún tipo.

  • La conversación sigue en twitter con los hashtag #favouriteHTM #whateverHTM #humbugHTM y #suckitHTM
  • GASTON

    y AM????????????????????

    • I

      El ranking se hizo en 2012