Nena Daconte es la nueva Lucía Etxebarria

2

Quizás me he equivocado de industria. Quizás no. Como al grueso de los mortales, sólo el tiempo me pondrá en mi lugar. En un mundo en el que abundan los gurús de pacotilla y el doble rasero, ya nada sorprende, ni siquiera ver a Nena Daconte en programas culturales ‘muy cool’ de La2.

¿Cómo nos va a sorprender que se tienda a la músicabasura en un medio tan decadente?. Lo cierto es que los Paniaguas de turno no dan puntadas sin hilo. Todo está calculado. Se utiliza el dinero del estado para destruir una emisora pública como Radio 3 que llevaba muchísimos años haciendo cosas realmente interesantes por el sector underground concretamente. Y, de paso, hacer competencia desleal al resto de medios patrocinando todos y cada uno de los festivales de la geografía española. Con tu dinero y el mío, no te olvides.

“Tú pasas, tú no”. “Tú me caes bien, tu medio es una broma y no te lee ni tu madre, pero me hiciste un favor, ¡adelante!”. “Te mandé esa nota de prensa aquel día y no me la publicaste, así que creo que el plazo de acreditaciones está cerrado”. “Te dí aquella entrevista, así que sácame algo de este grupo de mierda que te paso, que las cosas funcionan así”. “Dile que eres amigo del amigo, igual con un poco de suerte sacas una cerveza gratis”. “Hola, me llamo Lucía Etxebarría y voy a denigrar un poco más la industria de la música”.

Del clientelismo que se puede apreciar en el anterior párrafo se queja la popular narradora con una doble moral apabullante en su “crónica” -llamémoslo así- del pasado Primavera Sound. Resulta curioso cómo una persona que ha sido colaboradora de Ruta 66, además de jefa de prensa de SONY o responsable de comunicación en FNAC, llegue a tener tan poca idea del sector, incluso parece que se le haya olvidado escribir.

Comienza por hacer un discurso sobre lo difícil que le ha sido conseguir acreditarse para el festival. Personalmente, no me creo absolutamente nada de lo que cuenta en los dos primeros párrafos de su panfleto: “Para que la jefa de prensa no me asesine le tengo que demostrar que al menos sí que he promocionado su festival y que he hecho el esfuerzo, y que el nombre del Primavera Sound se mencionará. Avatares de la vida moderna.” Quien ha estado acreditado en festivales de este tipo durante años sabe que esto no funciona así. Los hay que te llaman e increpan si no están de acuerdo con una crónica, crítica o columna, pero es un porcentaje ínfimo. Viene a intentar justificar así, de alguna manera, las burradas que va a escribir a continuación.

Saltándome los 6 párrafos siguientes, en los que se limita a hacer un alegato anti-drogas con el que cualquier individuo racional está de acuerdo pero que no viene al caso y en los que lo más destacado que cuenta, es que una vez le ofrecieron peta-zetas y en realidad lo que se tomó eran cristales de MDMA, rollo Sánchez-Dragó, llegamos a la música.

Dos líneas para cada grupo con vídeos de por medio, cual artículo de pacotilla, es en lo que se queda para ella el Primavera Sound 2013. Sobre Django Django no se le ocurre otra cosa que decir que son “Guapos , jóvenes, bailables, modernos, originales, simpáticos, épicos, poppies, hipster y, sobre todo, subidón de animo garantizado”. Continúa su atropello con Tinariwen, a los que presume de conocer desde hace “mucho tiempo” y que “son músicos profesionales, no unos niñatos que se limitan a aporrear guitarras haciendo mucho ruido y pocas nueces.”. Sobre James Blake “De desmayarse, no digo más. Quizá el mejor concierto de todo el festival, desde luego el que mejor sonó. Este chico es UN GENIO y espero que llegue lejísimos. Al tiempo”. Si, parece ser que ha descubierto la pólvora cuando el británico lleva cerca de un lustro en escena. Pero ojo, que el concierto fue “de desmayarse”. Una gurú en toda regla. Cuando comienzan irremediablemente a sangrar los ojos es con “Time Impala”, como mi querida gurú los denomina: “Super energéticos y divertidísimos. Un must”. Es todo lo que la excelente escritora sabe dedicarle a los autores del mejor disco de 2012. Un par de líneas para The Breeders y llega el momento de Phoenix: “Lo hacen muy bien eso sí y la gente estaba muy emocionada.”. Decide dedicarle 24 palabras al gran Bob Mould y llega el momento estelar del texto. Dice de Neko Case que “La llaman La nueva Lana del Rey. A mí me gusta mucho más que Lana del Rey, y además excepto en el físico no veo el por qué de la comparación.” Yo tampoco, ni cualquiera que tenga la más mínima idea de lo que habla. Cierra con The Postal Service, con los que emplea los términos “divertidos” y “enérgicos” por enésima vez.

La industria de la música necesita un poco más de nivel en todos sus numerosos tentáculos. Extebarria ha acabado por ser un chivo expiatorio de algo que llevamos repitiendo mucho tiempo. Impresicindibles para entender esto los artículos de Xavi Sancho en El País y José Roa en HTM.

Si es por esto, Lucía, no me extraña que el año que viene no tengas acreditación para el festival. Pero descuida. Vivimos en un país en el que la dedocracia y los amiguismos importan mucho más que los méritos profesionales, así que por esa regla de tres tendrás acceso a la zona VIP donde a bien seguro podrás encontrar unos pocos de tus queridos peta-zetas.

  • Hablatumusica

    ¿Qué os parece lo que opina Berto sobre Lucía?