Putin Fantasy VII

0
913

Hemos visto a Vladímirovich Putin con uniforme militar, poniéndose y quitándose las gafas como si fuera James Bond, le hemos visto acariciar a perros, guiñar un ojo, montar a caballo y hace poco empuñar  una espada sacada del ‘Final Fantasy VII’ que el gobierno ruso adaptó en secreto -porque todo o casi todo lo que se hace en Rusia es en secreto- para que cumpliera las funciones de una antorcha olímpica.

En la imagen aparece sujetando la empuñadura de esta espada de fuego o esta antorcha de fantasía con orgullo. Aprieta bien el puño. Igual que días después de esta imagen apretaría la mandíbula de su férreo careto cuando uno de los aros olímpicos no se iluminó en Sochi. ¿Qué palabrotas rusas se le pasaron a Vladímir cuando tras una mastodóntica ceremonia en la que se hizo una obscena y continua apología al poderío de la Madre Rusia falla la luz en uno de los momentos claves del espectáculo?

Nadie levantó la voz en favor del derecho de los homosexuales. El puño de Putin aprieta fuerte. Sólo t.A.T.u, ese dúo pop que presumen de ser lesbianas solo durante sus campañas de promoción porque en realidad no lo son, recordó este asunto con su ‘Not Gonna Get Us’. Y eso que entre los asistentes a la ceremonia había niños. Las dos rusas cantaron antes de que comenzara el espectáculo oficial y ni siquiera su actuación se retransmitió por televisión. Una pantomima importante. Como la que interpretan todas esas sonrisas de deportistas rusos que están detrás del señor de la espada.

La mirada de Putin parece haber olvidado a la periodista Anna Politkóvskaya asesinada en 2006 por su claro posicionamiento rebelde ante las violaciones de los derechos humanos en Chechenia. Tampoco se acuerda quizá de Alexander Litvinenko, el exagente ruso convertido en enemigo de su patria que fue envenenado en su refugio de Londres.  Quien ame a Putin ha olvidado todo esto, o no sabe, quien le odie busca recrearse en el final de este zar del siglo XIX… y un aro chuchurrido no es suficiente para satisfacer a los enemigos de ‘Mole’.