¿Es toda la música de hoy en día una mierda?

Tendemos a generalizar hacia un catastrofismo que nos impide reconocer el abundante talento que nos rodea.

3
[TS-VCSC-Spacer height=”31″]
Dibujo de Julian Casablancas en tonos azules
EL NEGATIVISMO CRÓNICO QUE NUBLA NUESTRO JUICIO

La época estival concluye y el regreso a la rutina diaria viene marcado por nuevos discos, nuevos artistas, nueva música que alimente nuestra pasión y nuestro entusiasmo. Puede servir de antidepresivo frente la idea de volver a la realidad interrumpida por los días de canícula. Para algunos, sin embargo, no existe tal consuelo; no creen que la Música actual merezca la pena. De ser así, en HABLATUMÚSICA no tendríamos nada de qué hablar, y esa no es la realidad.

Hemos hablado de grandes discos durante todos estos años. Hemos visto surgir y consolidarse geniales artistas, así como hemos seguido la carrera de aquellos ya establecidos. Cada nuevo álbum es una oportunidad que no desperdiciamos y, aunque sea difícil de creer para algunos, no dejan de maravillarnos muchos de ellos. Hasta en la era más dorada del arte -en cualquiera de sus vertientes-, no toda obra es magnífica. Tenemos que soportar ingentes cantidades de bazofia, pero nunca logran ocultar el auténtico talento que sí existe y no pasamos por alto.

La nostalgia es tan bonita como peligrosa; aún más la de quien no vivió la época anhelada. Nos dejamos engañar por una añoranza ilusoria que nos ciega ante lo que tenemos más cerca. Debemos entender que todo período ha tenido sus luces y sus sombras, pero lo peor no logró sobrevivir al paso del tiempo. Por ello solo conocemos la mejor cara de cada una. Ahora, la Música es masiva, incesante, existen tantas plataformas como bandas a escuchar y hemos perdido parte del interés y la constancia; pero el talento está ahí, esperando ser descubierto, quizás más que nunca.

Contenidos similares: