‘Unknown Pleasures’: Sex Pistols y el hombre que inventó a Joy Division

El mítico debut de la banda de Manchester celebra su 35 aniversario.

0
Joy Division sentados en unos sofás en un hall.

El ascenso del punk fue tan rápido como la mecha que prende la revolución. El virus musical que cambió a la juventud de Occidente llegó a Manchester una noche de verano del ’76. Lo que nadie sabía entonces es que aquella velada se convertiría también en el inicio de su declive y el comienzo de una nueva era que nació con la gestación del debut de Joy Division, que cumple 35 años. ‘Unknown Pleasures’ (Factory, 1979) fue un álbum creado en las sombras de una mente prodigiosa que conectó con un productor chiflado y que acabaría atrayendo a su pozo de oscuridad musical a generaciones posteriores.

[TS-VCSC-Divider divider_type=”ts-divider-two” divider_text_position=”center” divider_text_border=”#eeeeee” divider_image_position=”center” divider_image_border=”#eeeeee” divider_icon_position=”center” divider_icon_color=”#cccccc” divider_icon_border=”#eeeeee” divider_border_type=”solid” divider_border_thick=”1″ divider_border_color=”#eeeeee” margin_top=”-10″ margin_bottom=”0″]

  • La culpa fue de Sex Pistols

El 4 de junio de 1976, sin aún tener ni una sola grabación en el mercado, Sex Pistols son contratados por dos jóvenes para actuar en Manchester. Son Pete Shelley y Howard Devoto, que más tarde formarían Buzzcocks. El concierto se convierte en un auténtico fracaso económico al que tan solo acudieron 40 personas pero también será la cita que cambiará la historia de la Música.

Entre los asistentes se encuentran Mark E. Smith -que formaría The Fall-, los propios Buzzcocks, un joven llamado Stephen Patrick Morrissey, Bernard Sumner y Peter Hook. Estos dos últimos saldrían del concierto con una idea clara: formar una banda. Con el tiempo conocieron a un joven atormentado de nombre Ian Curtis y crearon Warsaw, que acabó llamándose Joy Division. Aquella cita en el Free Trade Hall acabaría llamándose ‘El concierto que cambió el mundo’. Miles de personas han asegurado ser una de las 40 que asistieron al concierto de Sex Pistols.

  • El hombre que inventó a Joy Division

En 1977 hacía su entrada en la escena punk del norte de Inglaterra Buzzcocks, una prometedora formación que debutaba con el EP ‘Spiral Scratch’ (Autoeditado, 1977), la respuesta de Manchester al fenómeno desarrollado en Londres. A los mandos de la producción se encontraba Martin “Zero” Hannett, un genio del sonido que comenzó a ganarse un nombre y que acabó dirigiendo a unos primerizos Joy Division, “un regalo para un productor porque no tenían ni idea”, como aseguraría años después. Hannett redefinió el sonido de los de Manchester, eliminando todos los vicios punk que la banda había gestado en sus inicios.

[TS-VCSC-Lightbox-Gallery content_images=”57404,57408,57409″ content_images_size=”full” lightbox_size=”full” content_images_titles=”Martin Hannett en el estudio junto a Bernard Sumner en la posterior grabación del sencillo ‘Love Will Tear Us Apart’ en 1979.,Ian Curtis entraba en trance en cada concierto jugando con sus problemas con la epilepsia.,El periodio de actividad de Joy Division se reduce a cuatro años. ” content_style=”grid” data_grid_breaks=”240,480,720,960″ data_grid_space=”2″ data_grid_order=”false” lightbox_pageload=”false” thumbnail_position=”bottom” thumbnail_height=”100″ lightbox_effect=”random” lightbox_autoplay=”false” lightbox_speed=”5000″ lightbox_backlight=”auto” lightbox_backlight_color=”#ffffff” lightbox_social=”true” margin_top=”0″ margin_bottom=”0″][/TS-VCSC-Lightbox-Gallery]

  • Un genio loco: el método Hannett

Aunque Zero sigue siendo hoy por hoy casi un desconocido, su legado musical es asombroso –Joy Division, New Order, Happy MondaysThe Stone Roses, Buzzcocks, U2, A Certain Ratio, The Psychedelic Furs o The Durrutti Column-. Hannett llevó a Joy Division a lugares poco estrictos e introdujo en ‘Unknown Pleasures’ sonidos inimaginables. Stephen Morris tuvo que descomponer su batería para grabar con cada parte del kit de forma individual, se introdujeron sonidos de botellas rotas, patatas fritas y hasta se grabó a Curtis en una llamada telefónica para obtener la voz que se puede escuchar en ‘Insight’.

  • El descontento de Joy Division

‘Unknown Pleasures’ fue grabado en apenas 15 días en los estudios Strawberry de Stockport, Inglaterra. La presión del sello Factory por salir a flote de su complicada situación económica obligó a Joy Division y a su productor a acortar los plazos. La banda -a excepción de Curtis– quedó insatisfecha por el sonido del álbum. Consideraron que Hannett había eliminado todo el ruido y volumen con el que la banda se había dado a conocer en la escena de Manchester. El propio Hannett se mostró descontento con la grabación ya que consideró que, con más tiempo, podía haber conseguido un mejor sonido. El éxito de crítica dio la razón al sonido creado por Zero y los propios Joy Division reconocerían que fue él el que inventó el sonido de la banda.