LA GUILLOTINA

Columna de opinión a cargo de José Roa, redactor de Hablatumúsica.

La Falsa Bohemia
La banalización cultural lleva consiguiendo nuevos récords durante demasiado tiempo. Siempre ha existido el irremediable anhelo por la novedad y parecer ser una lacra de la que la humanidad no logra desprenderse.

Rimas vacías

0
Ese rap de lujos, limusinas, chicas en bikini y pistolas en mesas inundadas de coca creía haber visto su velatorio, pero siempre hay quien trata de resucitar el cuerpo sin vida. Vida que le otorgó durante demasiado tiempo un público que, confundido, los veía como modelos a seguir y metas por alcanzar.
Modelo con una camiseta de Joy Division
La Música jamás podrá estar por debajo del negocio de las marcas, aunque algunos medios no piensan lo mismo.
Veía hace poco en un programa de televisión que, en clave de humor, un reportero paseaba por el Primavera Sound preguntando a los asistentes si conocían a las bandas que él acababa de inventarse, tratando de probar si es cierto que el fenómeno “hipster” se ve reflejado en su fama.
Pitbull y dos chicas en el mar
A lo que hace unos años llamábamos "la canción del verano" es el pseudo-género que ahora infecta cada mes del año.
El pequeño ángel de Billy Ray Cyrus ha perdido las alas y las ha sustituido por una lengua viperina que, de educación, sabe poco de lo que habla.
Como cada año, los Premios 40 Principales ocupan su obligada franja mediática en vender el humo musical de los mismos artistas de siempre.
No siempre se puede ganar, pero tenemos varios ejemplos de artistas que luchan por defender lo que es suyo: su música.
¿Crees que te has portado bien este año? La realidad es que no lo has sido y te voy a decir los motivos.
¿Quién no ha querido tener un grupo cuando era pequeño? Te juntabas con tus amigos, aporreabas los instrumentos y soñabas viendo a tus grupos favoritos estar en su lugar, con los focos en tu rostro y la fama llamando a tu puerta.
El turno a caer bajo la maza anticultural del Ayuntamiento madrileño es para el Festival Internacional de Jazz. Otra muesca más, ya es suficiente.
Shakira y Rihanna vuelven a crear polémica con el vídeo de 'Can't Remember to Forget You'. ¿Acaso merece la pena?