LA GUILLOTINA

Columna de opinión a cargo de José Roa, redactor de Hablatumúsica.

Liam Gallagher con el pelo corto
Muchos artistas parecen apuntarse a la moda de atacar a otras figuras para promocionar su último movimiento musical.
Si de algo sirvió el premio a "Mejor álbum del año" para Arctic Monkeys, fue para la fabulosa bofetada de Alex Turner a la industria.
Modelo con una camiseta de Joy Division
La Música jamás podrá estar por debajo del negocio de las marcas, aunque algunos medios no piensan lo mismo.
Esta industria, la que nos ocupa, no ha estado siempre. Hace ochenta años nadie grababa discos, la música era un elemento vivo cambiante, movible, hecha por nómadas.
La polémica Ley del aborto de Gallardón ha puesto en su contra incluso a su propio partido, pero, ¿dónde están los artistas?
El entorno digital nos plantea distintas alternativas en una industria musical cambiante, pero, ¿son todas de fiar?
Con el lanzamiento de Spotify Artists, indagamos en los datos y el modelo de negocio que mantiene Spotify con los artistas.
Criticar un álbum no es para alardear de dotes narrativas; una crónica es para analizar un evento de manera cuidada, no para vomitar la resaca de una noche de fiesta.
Darkside con un fondo rosa
La guitarra, en todas sus vertientes, está perdiendo a pasos agigantados la relevancia que ha tenido durante más de medio siglo.
Discográficas, promotoras, medios de comunicación y servicios audiovisuales, todos juntos en el mismo saco y ninguno confía en el otro. ¿Tanto nos cuesta ser honestos?
Siempre he visto con cierta desconfianza, algo de tristeza y sobrado recelo el fenómeno de las celebridades infantiles, rostros inocentes camuflados como artistas y manufacturados como máquinas inacabables de rentable “merchandising”.
Pitbull y dos chicas en el mar
A lo que hace unos años llamábamos "la canción del verano" es el pseudo-género que ahora infecta cada mes del año.