LA GUILLOTINA

Columna de opinión a cargo de José Roa, redactor de Hablatumúsica.

Luke Pritchard de The Kooks sostiene el micrófono y la guitarra en directo
A la crisis, hay dos maneras de enfrentarse: echar la culpa al cruel destino o buscar soluciones, como Live Nation y Yahoo.
El mundo de hoy en día nos obliga a adaptarnos a su celeridad y, con ello, nuestra manera de consumir música está ahogando el concepto de álbum.
Jared Leto. Jamás comprenderé este sinsentido. Sus capacidades como actor están claras. Pero entonces decidió pasarse a la música; he ahí el error. En mitad de la ola deprimente del emo en su máximo esplendor, aparecieron 30 Seconds to Mars con dos visualmente impactantes e impecablemente dirigidos videoclips.
No poseemos una protección natural por la cultura, no sentimos esa necesidad práctica, quedando todo en bonitas palabras muy elogiadas, pero que resultan vacías de sentido cuando no se apoyan en actos consecuentes.
¿Crees que te has portado bien este año? La realidad es que no lo has sido y te voy a decir los motivos.
El nuevo objetivo de los cazadores anti-piratería se encuentra en los portales de letras de canciones, el último en entrar en su lista de los más buscados.
El turno a caer bajo la maza anticultural del Ayuntamiento madrileño es para el Festival Internacional de Jazz. Otra muesca más, ya es suficiente.
The Smiths de oscuro con un fondo gris
El Ayuntamiento de Madrid ha pasado de traer artistas como Tina Turner a sacar del sarcófago a reliquias como Revólver.
Frank Ocean con un polo blanco y televisores en el suelo
Frank Ocean utilizó 'Hotel California' de The Eagles en su canción 'American Wedding' de la manera más ruin posible.
Los programas-concurso televisivos como "La Voz" o "Tienes Talento" lanzan estrellas efímeras al tiempo que se hacen ricos.
Tienda de CD's
La inutilidad de las cosas que compramos en veranos no hace darnos cuenta del lóbrego futuro que espera a los CD's.

No sin mi Grammy

2
Sumidos en la inmadurez, necesitados de ovación. Así actúan algunos artistas cuando ven los premios escapar de sus manos.