California X | California X

-

Quiero hundirme en el sonido de esas guitarras. Además de que los riffs con los que despliegan uno de los discos más salvajes, pasionales y naturales en mucho tiempo, ese crujido de cada nota me deshace los huesos. Quiero robárselo y dormir junto a él cada día. Si sientes esa furia interna entenderás su música; si no la sientes, a cada paso la notarás arder más en tu interior. Pero no una rabia desproporcionada, esta tiene medidas, se ha pulido con tiempo y mimo, no asfixia la belleza que conlleva. A pesar de sus defectos, sigue siendo bonito porque es crudo y auténtico. Así es el debut de California X.

Abren su carrera discográfica con su debut California X (2013), un álbum duro, pesado, haciendo acopio de riffs directos a la yugular, un ritmo galopante que arrasa a cada paso, composiciones con un aire de espontaneidad inherente que beben del rock n’ roll tradicional, aunque sea de una manera disimulada y más tangencial que el hard rock, el punk o el grunge. Logran en un primer álbum sentar las bases de su sonido de una manera muy estable y cohesionada; un sonido crudo y áspero, potente en su definición y de estructuras en composición características de su singularidad, basando su sello en la contundencia, los apoyos y pegadas cortantes de las fuertes guitarras, todo ello expuesto con una total naturalidad.

Si algo cabe destacar, es que no es un vómito irracional de cólera o fiereza. Ya con Sucker desde el primer momento se atisba la tendencia pop que hace comedir su agresividad, amarrándola para que no se desparrame. Siempre se encuentran presentes los ganchos adecuados, los cuales no se ven apagados u oprimidos por el constante torrente de distorsión, sin perder perspectiva sobre la musicalidad de la canción y sus necesidades. A pesar de que en su estilo no sean únicos, existiendo ingentes cantidades de bandas de similares pretensiones y propiedades, logran destacar con una sonoridad obviamente buscada trabajada con ese fin. Aunque en ocasiones su melódica afición por progresiones más comunes recuerde a bandas como Weezer en Pond Rot o Lemmy’s World, su estilo general recorre una vertiente más extrema y no tan “popera”, siendo este su tema más similar y viendo la otra cara de la manera -más frecuente en sus canciones- en Spider X, un tema ardiente e impulsivo que no parece agotarse en ningún momento en una severidad musical de mayor peso. El breve outro de piano cierra con elegancia una canción demoledora.

Las capacidades vocales de su líder Lemmy Gurtowsky no acompañan del todo a las que posee a la guitarra. No es un virtuoso en ninguna, pero mientras las de guitarra desempeñan perfectamente su cometido, la voz fluctúa entre buenos momentos y otros  más deficientes. Su entonación en ocasiones se queda ligeramente alejada de la tonalidad instrumental. Su timbre es una cuestión de apreciación, su estilo se asemeja al pop rock de los noventa de bandas como Pavement, añadiendo de su propia cosecha la intensidad de la que aquellos carecían y estos temas requieren.

La producción es siempre una cuestión de oído y gustos. Plasma muy fielmente esa suciedad explosiva, la inocula como un instrumento final más, pero, por otro lado, técnicamente emborrona la claridad del conjunto. Los actuales temas suenan añejos dada su elección más cercana al directo que al sonido de estudio, captan su esencia (que, al fin y al cabo, es su principal objetivo) y realmente no hay errores insondables resultado de una mala producción, simplemente ese embotellamiento te gusta o no. Las guitarras tienen una presencia abrumadora, con la consecuente pérdida de voz; las baterías, a pesar de tener un volumen demasiado inferior, tienen una pegada espléndida y denotan una búsqueda exhaustiva de su sonoridad, dando como fruto una base rítmica propia y contundente.

Asientan unas bases firmes, demuestran una seguridad absoluta en un trabajo primerizo que, como todo aquel de estas características, aún es un proceso en construcción y búsqueda de singularidad que solo da la experiencia. En este álbum llevan ya mucho trabajo traído de casa si lo comparas con el común en álbumes debut y, con el pulimento natural de su evolución, esta banda expone muchos argumentos por los que aguardar expectantes al futuro.

  • Y a ti, ¿qué te parecen California X?
José Roa
Músico y periodista, formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2010 a 2014, llegando a ser editor jefe y alcanzando especial repercusión con su columna 'La Guillotina', editada en 2013 y 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

Lo más comentado

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

¿Es necesario el ‘The Endless River’ de Pink Floyd?

Los restos de la mítica formación de Pink Floyd inventan un nuevo álbum que puede seguir dañando su discografía.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti