Chet Faker | Built on Glass: elegancia y sentido

[TS-VCSC-Spacer height=”31″][td_block3 category_id=”5″ limit=”2″ offset=”1″ custom_title=”+ Críticas” ajax_pagination=”load_more”]

[dropcap type=”1″]C[/dropcap]on un puñado de canciones y una digna versión, Nick Murphy se había encontrado con la losa de ser nombrado uno de los grandes nombres del futuro de la Música. Complicado de digerir, más aún cuando no había publicado un solo álbum. Lejos de no asimilarlo, el australiano conocido como Chet Faker ha trabajado su idea hasta crear el elegante ‘Built on Glass’ (Future Classic, 2014)

[TS-VCSC-Spacer height=”10″]

El primer álbum del australiano con pinta de estibador es una lección de R&B con clase. Mucha clase. Puede recordar a James Blake y a Bon Iver pero ‘Built on Glass’ deja también espacios para imaginar una Motown del siglo XXI bajo las mismas aspiraciones. Murphy eligió su alter ego echando una mirada a un Chet Baker de voz aterciopelada del que encontramos matices y esa misma belleza.

La voz de Murphy se amolda a los diferentes estilos propuestos, todo encaja en canciones tan potentes como ‘Gold’ o ‘Melt’ en la primera parte de este debut, en el que deja para su segunda temas con destellos de otros colores como la potente ‘1998’ o ‘Blush’, siempre bajo una electrónica a cámara lenta, comedida hasta acercarse al chill. Se han dicho grandes cosas de Chet Faker y ninguna fue gratuita.

[quote_box_center]Future Classic | 2014[/quote_box_center]

J. Castellanos
Periodista. Formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2014, llegando a ser redactor jefe.