Cuchillo | Encanto

No es la primera vez que me encuentro que un grupo pasa de componer en inglés a componer un disco íntegramente en castellano. Siempre me he preguntado cuál es la razón que mueve a estos músicos a dar un cambio tan radical en su música. Supongo que, como casi todo, más que un cambio ha sido una evolución (y muy acertada). Además, no solo han cambiado de idioma, sino que también han transformado su propio sonido. La clave fue el EP Duat (2010), en el que se dejan ver ya unas sonoridades muy determinadas, que han culminado en este grandioso largo, una auténtica delicia.

El trío (anteriormente dúo) formado en Barcelona e identificado con este nombre tan frío en principio (Cuchillo), nos trae un disco amable, gentil, que entra bien, y no quiero decir con ello que sea peor que otros largos más experimentales. No nos dejemos llevar por las primeras impresiones. Es una obra que no se aprecia en su esplendor en la primera escucha.

En cuanto a las influencias, parecen estar bastante claras. La psicodelia. Podemos encontrarnos pasajes que tiran hacia The Velvet Underground, como el octavo corte, La Hierba, uno de los más oscuros; o hacia el Pink Floyd del Wish You Were Here como Navega, quizás, el mejor del disco. Otros, nos recuerdan directamente a la faceta más folk de Led Zeppelin. Me refiero a la primera parte de Sant Pol de Mar (en la arena). La Ira, el tercer corte tiene un punto épico que la hace inigualable, a pesar de que, con su minuto y treinta y cinco segundos, es el más corto.

¿Un tema dividido en dos partes y no colocadas sucesivamente? Antes de escuchar el disco ya me daba buena espina. Después de haberlo repasado bastantes veces, me quedo con cómo han colocado estos tíos las canciones. Controlan los tiempos, los sonidos, para que todas las canciones suenen como una sola. Un solo tema de casi cuarenta minutos. Y en ese tiempo hay una evolución en los sonidos. Como cualquier sesión de electrónica o cualquier setlist de un concierto que se precie, empieza con lo más ligero del repertorio para ir dando paso progresivamente a lo más oscuro o potente. Y así es la estructura de este álbum.

Ya nos parecía uno de los mejores en la primera mitad del año. Estaba en la posición 19 en junio, y después de todos los discos publicados en estos meses, conserva su puesto dignamente, si no ha ascendido. Opino que será uno de los discos de esa lista que mejor envejezcan. Escuchadlo una y otra vez. De verdad es un Encanto.

Redacción #HTM
dic09 | El magazine digital, musical e independiente líder en habla hispana en internet con más de 250.000 sesiones mensuales. Un producto de Breakfast Producciones.