Deer Tick | Tim

-

Todavía hoy quedan grupos que merecen la pena. Son bandas que saben tocar, que suenan, que te emocionan, y que cuando suben a un escenario se nota que están allí, en lo alto, porque tienen que estar; eso es lo que saben hacer, eso es su vida.

Deer Tick no debería tener que ser presentado: es uno de los mejores grupos que hay ahora mismo, y pertenecen a esa clase animal que suda sangre sobre las tablas, que bebe de la música hasta la última gota, y que lleva ya siete años poniendo los pelos de punta a medio mundo. Fue con War Elephant (2007, Partisan Records) cuando descubrimos la voz rota de John McCauley y vimos que allí había calidad, rabia, clase, y mucha música, de la buena. Pero ha sido este año, con Divine Providente, cuando Deer Tick se ha vuelto un grupo sublime, necesario, herederos directos del gusto de The Replacements y la furia de los Ramones. Esta banda suena como un cañón, con toda la mala hostia de las canciones populares de taberna, y sin la tontería de la gran mayoría. Disparos directos, sin trampa.

Ahora, la banda de Providence vuelve a presentarnos un trabajo que tenía bien guardado desde las sesiones de su último disco. Tim es un pequeño Ep con 5 cortes sublimes, cargados de intensidad y que siguen fieles a la esencia que McCauley ha inculcado al resto del grupo: hay que disfrutar con esto, si no, no funciona.

El disco abre con Born At Zero, una de las mejores canciones que hemos podido escuchar este año, y que es imprescindible: suena fresca, directa, y recoge la influencia de los Replacements más melódicos para convertirse en un pildorazo necesario. Desde el primer corte de guitarra podemos sentir cómo el aullido de John McCaugley se cuela entre nuestros huesos, arrastrándonos, y obliga a nuestro cuerpo a moverse, a disfrutar: cada elemento está perfectamente controlado, desde las intensidades a los colchones del Hammond. Born At Zero es grande de principio a fin, y esto lo ha conseguido Deer Tick a través de sentir su trabajo, y de vivirlo en cada actuación, en cada escenario y en cada país. Se ha convertido, posiblemente, en una de las grandes bandas de estos últimos años.

Tras esta explosión inicial suena Walls, un corte más lento que el anterior, pero con una sensibilidad deliciosa, que nos recuerda en muchos momentos a Nirvana y a su sonido demoledor. Y esto no es de extrañar puesto que Deer Tick ha bebido mucho de la escena de Seattle en los 90 e, incluso, tiene un set exclusivo de la banda de Cobain. Esta herencia es la que el grupo de Providence ha conseguido filtrar para que cada composición suene propia, suya, y con un gusto magnifico. Esto lo podemos comprobar con Virginia Gal, donde los instrumentos van tejiendo una red soberbia de sonido para adentrarnos en lo más profundo del desierto. Esta es una canción que se quedó fuera de Divine Providence y que está alejada de ese salvajismo tabernario que mostraron en su última gira por España, que resultó soberbia. Este corte, al igual que Walls, tiene un concepto diferente a Divine Providence, más eléctrico y desnudo, y por eso se han incorporado a este pequeño Ep.

Por último, y excluyendo la deliciosa versión de Main Street, (grañidísima canción) que McCauley nos regala, encontramos She´s not Spanish: una canción completamente diferente y especial, donde una formación clásica sirve de colchón para que la áspera voz entre en nuestro alma, para ponernos los pelos de punta.

Deer Tick es una de las bandas más grandes que tenemos, y tenemos que darles las gracias.

Luis Fernandez
Este polivalente músico formó parte del equipo de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2013. Actualmente prosigue su carrera musical como integrante de diversas formaciones.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

Lo más comentado

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

¿Es necesario el ‘The Endless River’ de Pink Floyd?

Los restos de la mítica formación de Pink Floyd inventan un nuevo álbum que puede seguir dañando su discografía.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti