Deerhoof | Breakup Song

-

Critica Breakup Song de Deerhoof | HTM

Cuando escuchas a Deerhoof por primera vez la sensación que recorre cada una de las ramificaciones de tu sistema nerviosos es la misma que la cuarta o que la décima vez que aprietas el botón play (si es que hoy quedan botones a los que apretar); desconcierto, asombro y cierto grado de incomprensión. Durante diez discos ha sido así y en el once no iban a cambiar ese estilo carente de continuidad, ese deseo de ofrecer siempre melodías esquizofrénicas. Lo que hacen estos cuatro tipos de San Francisco es follarse varios géneros en cada canción y construir discos únicos y muy raros. Esa afirmación aburrida y muy en boga dentro de las críticas musicales que reza “disco conceptual” empequeñece cuando hablamos de Deerhoof. Disco conceptual es en todo caso el último trabajo de Electric Guest, las canciones (no todas) que habitan en la discografía de la banda californiana están vivas.

Breakup Song se podría definir como una mezcla entre ruidos y poesía musical, demasiado extravagante a veces pero, y al contrario que en los discos anteriores del grupo, la suma de las escuchas provoca que el conjunto de canciones adquiera contundencia y cierta unidad. La última vez que lo intentaron fue con Apple’o, un álbum con el que por primera vez se propusieron seguir una coherencia relatando el mito de Adán y Eva. El resultado quedó descafeinado, no funcionó. Con este último trabajo vuelven a abusar de los sonidos desagradables, de las distorsiones voluntarias y de los acordes arrítmicos pero el empaque como grupo es mayor y quizá ese sea el motivo gracias al cual el experimento (el undécimo) funciona.

La voz de Satomi Matsuzaki es casi el primer sonido que rompe el silencio, un riff de guitarra con olor a grasa de fábrica se le adelanta. La primera canción, que comparte título con el disco, podría marcar la sintonía del álbum si estuviéramos hablando de cualquier otra banda. No, Breakup Songs es un espejismo más. Una introducción extraña pero agradable cuyo tono continúa en el segundo corte y se despeña con Bad Kids To The Front donde el guitarreo se sustituye con un repetitivo conjunto de pitidos irritantes, un invento mal concebido, un engendro sin sentido. Afortunadamente el disco no está muy poblado de abominaciones de este calibre.

El resbalón se olvida cuando Deerhoof apuntala el eclecticismo musical en una sucesión de canciones que nacen en universos sonoros opuestos. Comienzan con Mothball The Fleet, una melodía suave en la que utilizan un Koto dándole a la pieza sabor oriental, en el siguiente corte, Flower, pasan al funky de los 70’ayudándose de esas inverosímiles curvas sonoras a las que Matsuzaki es capaz de llegar. Después la canción más Deerhoof del disco, To Fly Or Not To Fly, te llenará de un sinsentido musical las orejas, el corte, de menos de dos minutos, está repleto de cambios de sentido. Continuamos con The Trouble With Candyhands, una especie de samba llena de instrumentos de viento y donde irrumpe el pop cada 50 segundos de manera prodigiosa. We Do Parties representa un post punk enérgico donde reina la batería de Greg Saunier. Y por último Fete D’Adieu, un corte pop limpio y sencillo que podría convertirse en una de las canciones de la temporada. Con este punto y final Deerhoof demuestran que para de-construir música hay que iniciarse, primero, en la línea más básica del arte.

Carlos Naval
Carlos Naval
Periodista. Formó parte de la redacción de HABLATUMÚSICA de 2010 a 2013. Actualmente continúa su carrera en diversas compañías del sector de la Comunicación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti