Delorean | Apar

¿Cómo imaginar la definición del pop en el siglo XXI? El final de los setenta llegó con un  cambio en la mentalidad iniciado por los aires de Julio Verne de los alemanes Kraftwerk. El entonces cuarteto de Düsseldorf se adelantó varias décadas a la música popular proponiendo una música futurista que sólo tenía de cienca ficción aquellos hieráticos maniquíes semimóviles. Aquel pop que competía en armas con la evolución del rock hacia lo progresivo acabó por suicidarse en esencia por recargado y forzado. Vuelta a los orígenes.

Delorean tienen en su poder su propio tiempo, donde el pop agota fórmula y su estilo experimental suena natural. El cambio sufrido con la llegada de ‘Ayrton Senna’ (Mushroom Pillow, 2009) tras una primera etapa bañada en punk de descargas elétricas iniciaron un camino que les ha convertido en los máximos exponentes de la calidad musical del nuevo sonido nacional. El EP era una pequeña muestra del poder de ‘Subiza’ (2010), fuente inagotable de creatividad barroca de nuevas fuentes convertido en el último gran clásico.

El país en el que el término medio es pura mitología y donde se tiende a dar olimpiadas antes de tiempo o rebajar el éxito más rotundo vio como los guipuzcoanos de maneras barcelonesas se hacían con el sonido extranjero a base de composiciones positivistas que han desembocando en ‘Apar’ (Mushroom Pillow, 2013), 10 canciones para saciar toda expectativa.

Donde podría haber complicación por cambiar el discurso sonoro sin desprenderse del estilo, el cuarteto ha resuelto con la búsqueda de esa naturalidad para encontrar el buque que lidera el pop contemporáneo. Este nuevo trabajo supone un estilo más depurado, natural y abierto al optimismo que no cae en la repetición.

Una decena de mundos visten ‘Apar’.  Desde la apertura de ‘Spirit’ que adapta un discurso de los ochenta aplicado con maestría a la actualidad a ‘Destitute Time’ donde recurren a ascensos vocales y escalones sonoros bajo el protagonismo de la voz de Ekhi Lopetegi – que rodea todo el álbum- pasando por el júbilo que viste a ‘Dominion’. Un tríptico de manual sobre cómo afrontar el inicio de un álbum.

Las voces en este trabajo afrontan importancia máxima. Queda demostrado en la perfección que desarrolla la colaboración de Caroline Polachek en ‘Unhold’, la canción más pop del álbum. ‘Your Face’ y ‘You Know It’s Right’ recuperan el discurso del primer corte para afrontar la parte más calmada y experimental de ‘Apar’ que ofrece ‘Keep Up’. ‘Walk High’, ‘Inspire’ y ‘Still You’, con la que cierran, enseñan a unos Delorean entregados al poder del disfrute pop.

J. Castellanos
Periodista. Formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2014, llegando a ser redactor jefe.